La Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Cantabria denuncia que el presupuesto de la adjudicataria de Parques y Jardines de Santander ni siquiera cubre los gastos de personal

  • El sindicato exige la suspensión cautelar de la adjudicación hasta que se resuelva el recurso presentado por una de las empresas licitantes
  • LA UTE Imesapi-La Encina-Copsesa se ha hecho con el contrato con una baja temeraria del 16%

03/12/2018.
Trabajadores de Parques y Jardines durante una jornada laboral

Trabajadores de Parques y Jardines durante una jornada laboral

La Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Cantabria ha denunciado que el presupuesto de la adjudicataria que ha ganado el concurso del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Santander, la UTE Imesapi-La Encina-Copsesa, ni siquiera da para cubrir los salarios de sus 199 trabajadores.

El sindicato alerta de que la oferta de la UTE Imesapi-La Encina-Copsesa ha sido de 6.501.555,99 euros, con una baja temeraria del 16%, pero sólo el coste de salarios y Seguridad Social de sus empleados y empleadas asciende a 5.886.201,72 euros.

A esto hay que sumar la aportación anual de 700.000 euros a disposición del Consistorio para trabajos de obra civil, jardinería, servicios y suministros para las zonas verdes. En total, 6.586.201,72 euros, 84.646,13 euros por encima de lo que la empresa que ha ganado la licitación aporta.

Jesús de Cos, secretario general de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Cantabria, asegura que con ese presupuesto “o no se van a pagar los salarios de los trabajadores y las trabajadoras o los vehículos no funcionarán” porque “es imposible cubrir los gastos que se derivan del Servicio. Con ese presupuesto está claro que ni las focas de La Magdalena van a comer”, ha sentenciado.

Además, De Cos subraya que el canon de la empresa que hasta ahora ha llevado el contrato es de 6.889.308 euros, 387.752,41 euros superior a la propuesta por la UTE Imesapi-La Encina-Copsesa en esta nueva concesión y hay que tener en cuenta que “el contrato no incluye la revisión de precios del canon ni las ampliaciones y que el convenio colectivo estipula una revisión salarial del IPC, más los incrementos salariales por antigüedad”.

Desde la Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Cantabria se exige la suspensión cautelar de la adjudicación hasta que se resuelva el recurso presentado por Urbaser, la única empresa de las seis que se presentaron que pasó la valoración del jefe de Servicio del Ayuntamiento de Santander y que fue rechazada hasta en dos ocasiones por la Junta de Gobierno Local.

Después, el Consistorio recurrió a una consultoría externa, Melissa Consultoría e Ingeniería Ambiental, para que valorara de nuevo las ofertas de todas las empresas, siendo al final la UTE Imesapi-La Encina-Copsesa la adjudicataria del concurso. Dicha UTE presentó una baja temeraria, como ya se ha apuntado, del 16%.

“Resulta un perjuicio intolerable e inadmisible que no se cumpla con lo estipulado en el pliego de condiciones del concurso. Es tremendamente sospechoso que se adjudique el servicio a una UTE que presenta una oferta que ni siquiera puede cumplir con el convenio colectivo. Sin embargo, desgraciadamente no nos sorprende, se produce exactamente dentro del área de responsabilidad del conflicto del TUS. Nos resulta tremendamente sospechoso”, ha concluido De Cos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.