La precariedad laboral golpea en Cantabria a las personas con discapacidad cuya tasa de actividad no alcanza el 34%

  • CCOO de Cantabria denuncia que en 2017 el número de contratos indefinidos de los trabajadores y trabajadoras con discapacidad fue de 167, un “irrisorio 0,07% del total”
  • En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el sindicato reclama empleo digno para un colectivo que tiene mayores dificultades para incorporarse al mercado laboral

03/12/2018.
Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, este 3 de diciembre, CCOO de Cantabria ha denunciado que la tasa de actividad de este sector en Cantabria es, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2016, del 33,6%, casi dos puntos por debajo de la media nacional (35,2%).

El sindicato ha alertado que este dato es sólo un ejemplo de la precariedad laboral que azota a un grupo que además tiene una mayor vulnerabilidad y más obstáculos a la hora de encontrar e incorporarse a un trabajo digno y ha apuntado que en 2017 el número de contratos indefinidos de los trabajadores y trabajadoras con discapacidad fue de 167 en Cantabria. Para CCOO de Cantabria es “un irrisorio 0,07% del total”. A esto hay que añadir que de los 1.652.016 contratos firmados en 2017 en la región sólo 5.593 correspondieron a personas con discapacidad.

El sindicato ha mostrado su preocupación por la especial vulnerabilidad de las personas con discapacidad en el mercado laboral, con una mayor dificultad para encontrar empleo y una mayor precariedad laboral.

En términos estatales, la tasa de paro entre las personas con discapacidad supera en nueve puntos la tasa de paro del resto de la población y desde CCOO de Cantabria se quiere aprovechar este 3 de diciembre para incidir en que aunque no hay datos al respecto, existe un consenso de que sigue sin cumplirse la cuota de reserva del 2% en las empresas de 50 o más trabajadores, establecida por Ley en 1982.

Por todo ello, CCOO de Cantabria reclama una mayor atención al colectivo de las personas con discapacidad para que no se vulneren sus derechos laborales, exige mayores estudios estadísticos para tener datos precisos de la realidad y pide que se refuerce el tránsito del empleo protegido al ordinario.

El conflicto en AMPROS

María Jesús Barrado, responsable de Servicios Socioeducativos de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, ha recordado precisamente el conflicto que se está viviendo en AMPROS en los últimos meses, donde la empresa “se está resistiendo a cumplir con los derechos laborales de sus 400 trabajadores y trabajadoras, recortando salarios y derechos sociales”.

Barrado ha incidido en la paralización desde 2016 de la negociación de los convenios colectivos, “que mantiene a los trabajadores y trabajadoras anclados en la precariedad en una empresa que debería velar por los derechos de las personas con discapacidad”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.