Mujeres en lucha, el triunfo del sindicalismo organizado

  • CCOO de Cantabria ha organizado una jornada en la que han participado mujeres líderes en conflictos laborales de gran interés como el de Coca Cola, AON, camareras de piso o el del sector de la Limpieza
  • Han compartido sus experiencias y han animado a los asistentes a pelear por los derechos laborales de todos y todas las trabajadoras

05/03/2019.
Carlos Sánchez y Rosa Mantecón, con las mujeres sindicalistas que han participado en el acto 'Mujeres en lucha'

Carlos Sánchez y Rosa Mantecón, con las mujeres sindicalistas que han participado en el acto 'Mujeres en lucha'

Reconocer el trabajo de mujeres en lucha, de sindicalistas valientes que día a día se baten el cobre por defender y mejorar las condiciones laborales y de la gente en general, ponerlas rostro y descubrir las historias que hay detrás de esas cifras que ahora están tan de moda en los medios de comunicación han sido los principales objetivos del encuentro ‘Mujeres en lucha’, organizado por CCOO de Cantabria y que se ha celebrado en la sede del sindicato en Santander.

Una de las espartanas de Coca Cola, Mercedes Pérez; dos de Las 9 de AON, Patricia Pinto y Arantxa Varela, una camarera de piso, Jacinta González Brito y una trabajadora del sector de la Limpieza, Placi Soberón han sido las protagonistas de una cita presentada por Carlos Sánchez y moderada por Rosa Mantecón, secretario general y secretaria de Mujeres de CCOO de Cantabria, respectivamente.

Mercedes Pérez, trabajadora de Coca Cola desde hace más de 30 años y delegada de CCOO en una empresa sindicalizada, “con uno de los mejores convenios de España”, según su propio testimonio, ha narrado cómo fue la lucha sindical de los y las trabajadoras cuando conocieron que la empresa quería cerrar la planta de Fuenlabrada y ha detallado todas las acciones, la solidaridad y el empeño que pusieron hasta conseguir que se les diera la razón.

“Desde el primer día acampamos en la puerta de la fábrica, convocamos huelga indefinida, nos organizamos como si hiciéramos turnos de trabajo para que en la puerta siempre hubiera gente protestando, organizamos un boicot a Coca Cola a través del lema ‘Si Madrid no produce, Madrid no consume e íbamos a diario a la Inspección de Trabaja a denunciar esquirolaje a nivel empresarial porque llegaban camiones para servir Coca Cola que nosotros no fabricábamos”, ha detallado.

Pérez, que ha arrancado los aplausos de todos los asistentes por su ejemplo de tesón y constancia, ha explicado que ellos no querían el dinero que se les ofrecía, querían los puestos de trabajo que les iban a arrebatar. “No se puede esquilmar a las personas”, ha sentenciado.

La delegada de CCOO en Coca Cola ha compartido que, a pesar de ganar en los juzgados, se dieron de bruces con la corrupción y la reforma laboral pues “la empresa convenció a la Audiencia Nacional de que no iba a fabricar sino convertir la factoría en un centro tecnológico donde los y las trabajadores no hacían nada. Reclamamos a la Inspección de Trabajo porque no solo se estaban vulnerando los derechos laborales sino los derechos humanos y volvimos a la negociación”.

Llegaron a un acuerdo y la empresa tiene dos años para poner en marcha un proyecto fabril. “Si no lo hace tienen que cumplir con un plan social y pagar a todos y todas las trabajadoras hasta su jubilación”, ha añadido.

Las mujeres tienen que tomar las riendas porque “la gran pagana es la mujer y el gran problema es el patriarcado, ese sistema que tiene como brazo armado el capitalismo”, ha subrayado Pérez. Para la sindicalista, “cuando las mujeres se unen y toman conciencia de la transversalidad del feminismo tienen el poder para cambiar las cosas”, ha apostillado.

Por su parte, Jacinta González Brito, camarera de piso en un hotel de cuatro estrellas de Madrid, ha animado a los asistentes a luchar por lograr representación sindical en todos los sectores porque es la única forma de ganar. “Los empresarios te meten miedo pero hay que luchar porque si en un hotel lo que se venden son habitaciones, tendríamos que estar más valoradas. Nos exigen una productividad mucho mayor que a un cocinero o a un recepcionista, por ejemplo. Nosotras sí o sí tenemos que hacer 20 habitaciones”, ha dicho.

Arancha Varela y Patricia Portilla, dos de las conocidas como Las 9 de AON, han recordado su historia, cómo las echaron por baja productividad cuando descubrieron que iban en las listas sindicales de CCOO y cómo se desarrolló todo el conflicto. Su convenio de empresa estaba por debajo del convenio del sector y en muchas cosas incluso por debajo del Estatuto de los Trabajadores. “Queríamos hacer algo porque las condiciones eran malísimas pero los compañeros al ver que nos despidieron tuvieron miedo. Sin embargo, decidimos que si habíamos llegado hasta ahí ya no podíamos parar”, han contado las dos sindicalistas.

Volvieron a la empresa y consiguieron que su candidatura consiguiera la mayoría absoluta y “vamos consiguiendo que las cosas mejoren para todos y todas las trabajadoras”, han apostillado.

Placi Soberón, trabajadora del sector de la Limpieza, ha explicado por qué ellas mismas se denominan ‘las de la calle’. “Tenemos jornadas muy parciales. Como ejemplo hay servicios que son 3 días a la semana y trabajamos 36 minutos cada día. Así estamos el 80% de las compañeras y eso es penoso porque significa que tienen muy mal salario porque jamás tienen una jornada completa”.

Además, ha relatado en cómo al llegar la crisis se les redujo aún más sus jornadas ya precarias de por sí y a pesar de que en muchos casos eran el único sustento de la familia porque el resto de los miembros estaban en paro y ha recordado que la brecha salarial en su sector es brutal: “A los hombres se les reconoce su categoría pero a nosotros no nos dejan acceder a sus puestos. Incluso ahora empieza a haber mujeres cristaleras a las que no se les aplica la categoría adecuada sino que siguen siendo consideradas limpiadoras”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.