Los drásticos cambios en sus condiciones laborales obligan a la plantilla de los helicópteros de emergencia de Cantabria a movilizarse mañana

  • La movilización del personal de la empresa Babcock será de 10.00 a 12.00 horas en la rotonda de entrada al aeropuerto Seve Ballesteros
  • Los 18 trabajadores en Cantabria están de huelga hasta el 4 de julio y peligra la campaña de verano de prevención y lucha contra los incendios forestales o los servicios de emergencias y protección civil

29/05/2019.
Logo de Babcock

Logo de Babcock

La campaña de verano de prevención y lucha contra incendios forestales o los servicios de emergencias y protección civil están en riesgo ante la mala fe oficiada a su personal, 18 trabajadores y trabajadoras en Cantabria, por las empresas de helicópteros que se hacen cargo de estos servicios, Babcock MCS España y Babcock Fleet. El colectivo de rescatadores, técnicos de mantenimiento, pilotos, operadores de medios tecnológicos y personal sanitario, entre otros, se han visto obligadon a convocar una huelga, que comenzó el pasado 17 de mayo y continuará, al menos, hasta el 4 de julio, ante la decisión unilateral de Babcock de empeorar sus condiciones de trabajo y bajar los salarios de su personal un 12%, y reducir hasta un 30% otros conceptos, sin mediación ni negociación colectiva.

Además, para visibilizar un conflicto que realmente afecta a toda la ciudadanía por sus posibles consecuencias, CCOO y UGT han convocado una concentración para el próximo jueves, 30 de mayo, en la rotonda de acceso al aeropuerto Seve Ballesteros y que tendrá lugar entre las 10.00 y las 12.00 horas. Quieren mostrar su disconformidad con la ausencia de negociación colectiva y la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de Babcock España, una firma dedicada al sector aéreo.

Los sindicatos denuncian que Babcock MCS España y Babcock Fleet forman parte de la compañía británica Babcock International Group, una empresa que ha anunciado unos beneficios multimillonarios en 2018 y que ha aumentado los dividendos de sus accionistas en un 5%.

“No entendemos la actitud de la empresa en España ante estos resultados globales pero no vamos a tolerar que se ninguneen nuestras condiciones laborales ni que haya un retroceso tan brutal en nuestros derechos económicos sin que ni siquiera la empresa se haya sentado a negociar con los representantes de los trabajadores”, ha subrayado Cristina Hevia, responsable de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria.

Por ello, han exigido que la empresa deje sin efecto la decisión de modificar las condiciones laborales y que, por el contrario, se mejoren; que se garantice la estabilidad laboral de todo el personal, independientemente del colectivo al que pertenecen y, muy especialmente, que se respeten las condiciones establecidas en el convenio colectivo vigente y que se aumente la seguridad en el desarrollo del trabajo.

La dirección de Babcock en España no ha consentido ningún tipo de reunión de negociación y tampoco se ha llegado a ningún acuerdo para el establecimiento de los servicios mínimos, por lo que los sindicatos han tenido que pedir la intervención de la Administración para tome partido en el conflicto de una empresa cuyos principales ingresos provienen de los concursos públicos de prestación de servicios.

La plantilla quiere reivindicar la necesidad de unas condiciones laborales justas que les permita estar centrados al 100% en sus funciones para prestar un servicio de calidad a los y las ciudadanas más cuando realizan servicios como Salvamento Marítimo y Guardacostas, servicios de lucha contra incendios, protección civil, emergencias sanitarias o aduanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.