CCOO alerta de que la precariedad y la inseguridad laboral inciden en el incremento de accidentes laborales

  • El Informe Sobre Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales presentado ayer pone de manifiesto la relación entre siniestralidad y condiciones de trabajo
  • Para el sindicato es imprescindible potenciar las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales y fomentar las inspecciones en los centros para comprobar que se cumple la normativa

13/06/2019.
Lugar del accidente

Lugar del accidente

La precariedad y la inseguridad laboral que monopolizan el mercado de trabajo son las principales causas que justifican el incremento de accidentes laborales. Es, para CCOO, la principal conclusión que se extrae del informe sobre Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales presentado ayer martes en el Pleno del Consejo de Seguridad y Salud en el Trabajo.

El informe refleja que en 2018 se registraron 6.353 accidentes de trabajo con baja, un 3,4% más que en 2017, y un 27,16% más respecto a 2015 (con 4.996 accidentes). En este sentido, aunque han disminuido los accidentes graves en un 18,6%, los leves han sido más (3,7%) y las muertes en accidentes de trabajo, menos que el año anterior, continúan en cifras alarmantes, con 8 muertos.

Para Laura Lombilla, secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria, estos datos “son un fiel reflejo de la situación de nuestro mercado de trabajo, y se producen como consecuencia de las malas condiciones laborales, de la relajación de las medidas de seguridad y también de su incumplimiento”.

El 88% de los accidentes con baja se producen en el centro de trabajo habitual, el 79% entre las 8 y las 18 horas, y son las mujeres las que tienen mayor accidentabilidad. Además, un 92% de los accidentes con baja en jornada de trabajo que sufren las mujeres se producen dentro de su centro habitual.

Al analizar el tipo de contrato y la antigüedad de los y las trabajadoras accidentadas resulta significativo que la mayor incidencia de accidentes se produce en aquellos que contaban con contrato temporal y con una antigüedad en la empresa de 1 a 3 meses -se produjeron 5.395 accidentes de personas con contrato temporal por cada 100.000 trabajadores frente a los 3.287 accidentes por cada 100.000 que tuvieron las personas con contrato indefinido, o los 5.939 accidentes por cada 100.000 trabajadores que llevan ese mismo tiempo trabajando-.

Por otra parte, siguen creciendo los accidentes de trabajo sin baja, un 4,7% más que el año anterior y un 8,37% desde 2015. “Sigue existiendo miedo a la situación de baja laboral, miedo a perder el puesto de trabajo y miedo a las posibles represalias que todavía se sufren”, ha advertido Lombilla, quien destaca que al igual que en el caso de las enfermedades profesionales hay una “clara infradeclaración” de las mismas con sólo 366 partes comunicados (199 de mujeres).

También se advierte un aumento significativo de los accidentes de trabajo in itinere graves y mortales, y también en este caso las mujeres se llevan la peor parte (58,76%). Del mismo modo, un 55,21% del total de los accidentes in itinere son de trabajadoras del sector Servicios.

“La precariedad laboral en Cantabria afecta especialmente a las mujeres y los accidentes se producen en el sector servicios por estar este muy feminizado, ya que es donde están contratadas la mayoría de ellas”, ha señalado Lombilla.

Por ello, para CCOO es imprescindible potenciar las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales y fomentar las inspecciones en los centros de trabajo para comprobar el cumplimiento de la normativa en seguridad y salud laboral, dado que un gran número de empresas no realiza una efectiva integración de la prevención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.