La Dirección de Sonrionansa da un respiro a la plantilla al cumplir los plazos del calendario de pagos acordado

  • Los y las trabajadoras de la piscifactoría reconocen que el conflicto se está encauzando
  • La actividad industrial de la empresa de Val de San Vicente está a pleno rendimiento con más de diez millones de peces preparados para salir de estas instalaciones

17/06/2019.
Sonríonansa

Sonríonansa

Las aguas en Sonrionansa, la piscifactoría de Val de San Vicente, parecen que están volviendo a su cauce. Tras varias semanas en conflicto, causado por el impago de varias nóminas a los 67 trabajadores y trabajadoras, la Dirección de la empresa ha reaccionado y está cumpliendo con el calendario de pagos acordado con la representación sindical.

De este modo, Sonrionansa ha cumplido con el segundo plazo fijado en el calendario de pagos acordado el pasado 14 de mayo y la sensación de tranquilidad ha invadido a la piscifactoría a la espera de que venza el último plazo de abono de deuda, que está fijado para el próximo 30 de junio.

Plantilla y dirección ven cómo se va encauzando un conflicto enfrascados en el día a día de una actividad que se encuentra en estos momentos a pleno rendimiento, con más de 10 millones de peces de gran calidad preparados para su salida.

“Para los y las trabajadores es un respiro que se esté cumpliendo con lo acordado. La plantilla ha demostrado con creces su responsabilidad y ahora, mucho más tranquilos, siguen atendiendo a los peces en un momento de vorágine laboral, donde queda demostrado que trabajo no falta en esta piscifactoría”, ha señalado Santiago Pelayo, secretario de Negociación Colectiva y Empleo de la Federación de Industria de CCOO en Cantabria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.