CCOO defiende un único modelo de acogida para todo el Estado

    En el Día Mundial de los Refugiados, CCOO quiere llamar la atención sobre el modelo español de acogida de las personas que sufren persecución y que buscan protección internacional, así como sobre la importancia de unificar las políticas de refugio y acogida. España debe cumplir el mandato de la Convención de Ginebra de 1995 y la normativa sobre Derecho del Mar, y sería deseable además que la Oficina de Asilo dependiera del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para dar mayor coherencia al proceso de acogida y desligarlo de las cuestiones policiales y de seguridad.

    20/06/2019.
    Día mundial de los refugiados

    Día mundial de los refugiados

    En los últimos años, España recibe un mayor número de solicitudes de protección internacional,
    pasando a ocupar el sexto lugar dentro de la Unión Europea en el año 2017, según datos de
    Eurostat, con 31.740 personas solicitantes. Para CCOO, estas cifras conforman una dura
    realidad a la que hay que dar solución de manera conjunta y uniforme en todo el territorio
    español y también europeo. Hemos de preservar una Europa solidaria, con un sistema de
    acogida común, conexo y basado en el respeto a los derechos humanos y que nos aleje de los
    crecientes discursos racistas y xenófobos.


    Coincidiendo con el Día Mundial de los Refugiados, CCOO quiere llamar la atención sobre el
    modelo español de acogida de las personas que sufren persecución y que buscan protección
    internacional, así como sobre la importancia de unificar las políticas de refugio y acogida en
    nuestro país. España debe adecuar su sistema de protección a su peso geoestratégico y
    político; especialmente es necesario cumplir el mandato de la Convención de Ginebra de 1995,
    así como la normativa sobre Derecho del Mar. No podemos –ni como país, ni como sociedad ni
    como Estado– eludir la responsabilidad ante las personas náufragas que entran en nuestras
    aguas ni ante aquellas que son salvadas por embarcaciones con bandera española.


    CCOO exige desde hace años que se dimensione adecuadamente el servicio de acogida para
    que exista un único modelo común para todo el Estado, independientemente del lugar de
    entrada y de llegada de las personas solicitantes. Al mismo tiempo, se debe dotar de suficientes
    medios materiales y humanos a los servicios públicos de acogida y asilo. En opinión del
    sindicato sería conveniente cambiar la dependencia administrativa de la Oficina de Asilo desde
    el Ministerio del Interior al de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para conferir una mayor
    coherencia al proceso y desligarlo de las cuestiones policiales y de seguridad.


    A su vez, las administraciones deben realizar un esfuerzo para que los expedientes se tramiten
    en un plazo adecuado, especialmente en las ciudades de entrada Ceuta y Melilla, para evitar los
    "tapones" que pueden llegar a enrarecer la convivencia y a vulnerar los derechos. Por el
    momento, los plazos se alargan hasta alcanzar los seis meses de espera lo que hace que miles
    de personas vivan con la incertidumbre de si serán acogidas o se verán forzados a retornar a
    sus lugares de origen, donde sus vidas pueden correr peligro.


    Por otra parte, en el ámbito de la Unión Europea, la nueva Comisión –con el empuje del
    Parlamento– debe iniciar cuanto antes la reforma del denominado Sistema de Dublín. Se debe
    crear un verdadero Sistema Común Europeo de Asilo que constituya un único, común y eficaz
    sistema de protección internacional para todos los estados de la UE. Es fundamental
    proporcionar homogeneidad a la acogida y a la tramitación en toda la Unión y permitir el
    cumplimiento equilibrado y equitativo de las obligaciones internacionales.


    Todo ello no debe ser impedimento para la gestión común y eficaz de las fronteras exteriores, siempre aplicando
    protocolos comunes a todos los Estados que garanticen los derechos de todas las personas que llegan,
    especialmente para quienes buscan protección internacional.


    Desde su fundación, CCOO conoce lo que es ser perseguido por razones ideológicas o políticas, cuando algunos
    países de la actual UE protegían a españoles y españolas que huían de la persecución y la represión política y
    económica.


    España y la Unión Europea en su conjunto deben ser ejemplo de protección de quienes sufren persecución y falta
    de libertades y derechos humanos. Es su derecho. Es nuestra obligación. Es nuestro deber.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.