Renfe impone unos servicios mínimos abusivos para la huelga del 15 de julio contra la postura intransigente de la empresa

  • Tras agotar la negociación con la operadora, CCOO mantiene la convocatoria de huelga que en Cantabria afectará a más de 300 trabajadores
  • CCOO ha denunciado que Renfe está incumpliendo con los tres pilares que fundamentan el último convenio colectivo: empleo, jornada y salario

12/07/2019.
Tren de Renfe

Tren de Renfe

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria (CCOO) ha calificado de “abusivos” los servicios mínimos impuestos por Renfe para la huelga convocada para el próximo lunes, 15 de julio, y ha, manifestado que limitan el libre ejercicio de un derecho constitucional y fundamental como es el derecho de huelga. En Cantabria, donde hay más de 300 trabajadores y trabajadoras en Renfe, los Servicios Mínimos alcanzan el 75%.

El sindicato mantiene la huelga después de que el Grupo Renfe siga con una postura intransigente que lesiona los derechos de los y las trabajadoras. En este sentido, CCOO ha apuntado que la empresa incumple las tres materias troncales en los que se fundamenta el último convenio colectivo: empleo, jornada y salario que impiden ofrecer el servicio con la debida calidad y hace que se incrementen las incidencias y suspensiones en el tráfico ferroviario.

Juan Carlos Olea, representante de CCOO en el sector ferroviario ha defendido los motivos de la convocatoria y ha asegurado que no abandonarán la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras. “Secundaremos masivamente la huelga para exigir el crecimiento real del empleo, una distribución de la jornada anual que realmente ayude a la conciliación de la vida laboral y personal y la consolidación de los incrementos salariales ligados al aumento de la productividad”, ha dicho.

Sobre los servicios mínimos, Olea ha denunciado que se trata de “un nuevo atropello”, más cuando la empresa y el ministerio saben que en anteriores ocasiones “estos volúmenes de servicios mínimos han sido anulados por la Justicia”.

Para CCOO es una reivindicación razonada y razonable. La renovación, el rejuvenecimiento y el reequilibrio de género en el empleo ferroviario, y la autorización del 105% de tasa de reposición, lo que supondría más contrataciones que jubilaciones y desvinculaciones, queda tergiversada por la dirección de Renfe al facilitar que aumenten, en el mismo número, las personas que se desvinculan de la empresa.

En segundo lugar, desde CCOO se remarca la preocupación del personal ferroviario por el hecho de que Renfe aplique, de manera unilateral, el acuerdo recogido en el convenio colectivo de reducir la jornada a 37 horas y media de promedio. El sindicato ha denunciado que lo ha hecho a su libre albedrío dando libres los días 24 y 31 de diciembre y reduciendo la jornada en 17 minutos.

El tercer motivo argumentado por CCOO para esta convocatoria de huelga es el hecho de que no se incluya en la masa salarial, y por tanto no se hace consolidable, el incremento salarial del 0,5% derivado de la productividad de 2017 y 2018.

CCOO reitera que siempre mantendrá abierta las vías de dialogo y que estas movilizaciones son la última salida contra una gestión “dictatorial” de las relaciones laborales, pero que de continuar la actitud empresarial, no se descartan nuevas convocatorias de paros laborales durante el mes de agosto en Renfe que podrían extenderse a Adif si las negociaciones en curso sobre movilidad, empleo y externalizaciones siguen bloqueadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.