El Comité de Empresa de la SRECD denuncia la incertidumbre laboral de las técnicos de las Aulas de dos años y la falta de interés de Lombó

  • Los representantes sindicales critican que han solicitado varias reuniones urgentes a la consejera de Educación, Marina Lombó, que aún no les ha dado respuesta
  • Los sindicatos del comité exigen una reunión urgente con la consejera y anuncian una asamblea donde analizar y valorar qué medidas y actuaciones llevar a cabo

02/10/2019.
Comité de Empresa SRECD

Comité de Empresa SRECD

El Comité de Empresa de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria (SRECD), compuesto por CCOO, UGT, STEC y CSIF, ha denunciado hoy en rueda de prensa la situación de incertidumbre laboral que vive su personal técnico superior educativo en las Aulas de dos años, que desconocen cuál será el futuro de la gestión de las aulas.

Los representantes sindicales han lamentado que la consejera de Educación del Gobierno de Cantabria, Marina Lombó, esté haciendo oídos sordos a sus reiteradas peticiones de reunión. Unas citas que han solicitado de forma urgente y en varias ocasiones desde el pasado mes de agosto sin que hasta el momento hayan obtenido respuesta por parte de la titular de Educación.

Gran parte de las Aulas de dos años están reguladas en la actualidad a través de una Encomienda de Gestión de la Consejería de Educación a la SRECD, empresa pública dependiente del Gobierno de Cantabria y gestionada en su totalidad por fondos públicos. Una Encomienda de Gestión que se ha prorrogado para este curso pero que no se sabe qué pasará después y donde hay cerca de 80 trabajadoras fijas más 50 eventuales que temen por su estabilidad, entre otras cosas, por la demanda interpuesta por el sindicato TU (Trabajadores Unidos), que pone en duda la legalidad de la encomienda de gestión y en riesgo los puestos de trabajo de las técnicos.

En este sentido, el comité de empresa tiene claro que todas las trabajadoras tienen derecho a un puesto de trabajo y no entienden que un sindicato quiera despedir a las cerca de 80 técnicas Superiores de Educación Infantil y sustituirlas por el personal resultante de la Bolsa del Gobierno de Cantabria.

A esto laboral se suma la incertidumbre que se deriva del traspaso del personal de Educación de la antigua SRECD (ahora Sociedad Regional de Cultura y Deporte) y que afecta a cerca de 80 trabajadoras fijas y unas 75 eventuales, desde la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, a otra empresa o institución, todavía por determinar, que dependerá de la actual Consejería de Educación en junio de 2020.

El Comité de Empresa ha denunciado que la Consejería de Educación está incumpliendo con el ‘Acuerdo con la Empresa sobre las condiciones de trabajo de las TSEI’, firmado entre la SRECD y el Comité de Empresa y avalado y aprobado por la Consejería de Educación en 2016. “En este documento se establecía, entre otras cosas, el carácter docente de sus funciones y un modelo a seguir, que permitía la estabilidad y la homogeneización de las aulas de 2 años, que hasta entonces no existía”, ha explicado Delia Carbajo, presidenta del Comité de Empresa de la SRECD.

En este sentido, el Comité de Empresa ha emplazado a la consejera de Educación, Marina Lombó, a explicarles qué modelo de aulas de 2 años quiere desarrollar y conocer qué solución va a dar al problema que se genera con el traspaso del Personal de la SRECD a otra empresa o institución aún por determinar.

Además, han reiterado su urgencia por reunirse con la consejera, que hasta ahora no se ha pronunciado al respecto, y han anunciado la convocatoria de una asamblea para valorar las posibles movilizaciones y acciones a seguir.

Las Aulas de 2 años en Cantabria se implantaron de manera experimental en el curso 2003-2004 con siete 7 aulas. Fue tal la aceptación que en el curso 2004-2005 eran ya 34. En la actualidad Cantabria cuenta con aulas en casi todos los colegios públicos y ha sido un modelo a seguir en comunidades como Euskadi, Valencia, Aragón, etc. Esta propuesta educativa se pone en marcha para garantizar la formación integral del alumnado, garantizar la igualdad de oportunidades y permitir la conciliación de la vida laboral y familiar. En este momento nadie pone en duda la importancia que las experiencias de estos primeros años tienen en el desarrollo posterior del individuo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.