CCOO exige que las 334 personas que trabajan en BSH en Cantabria tengan las mismas garantías de empleo que se pactaron en Alemania

  • La Federación de Industria de CCOO en Cantabria pide unas medidas de protección para la plantilla que ya se vienen reclamando desde años y cuya última propuesta oficial se presentó el pasado abril
  • Diego Aja, representante de CCOO en BSH Santander, ha lamentado que la negociación del nuevo convenio está paralizada desde antes del verano y señala que “garantizar la estabilidad de la plantilla” es una de sus prioridades

04/10/2019.
Planta de BSH en Santander

Planta de BSH en Santander

CCOO de Industria ha pedido a la dirección de BSH España que le aclare cuál será el futuro de sus plantas, incluida la de Cantabria, tras conocer los términos del acuerdo que la multinacional firmó en julio con la plantilla alemana. CCOO exige que las mismas garantías de empleo se extiendan a las oficinas centrales y a los centros productivos que la firma de electrodomésticos tiene en Zaragoza, Santander y Navarra.

La representación de los trabajadores y trabajadoras de BSH Alemania tomaron la delantera y el 4 de julio firmaron con la dirección del Grupo el acuerdo que CCOO viene reclamando en España durante los tres últimos años. Gracias a lo pactado, se consigue conservar los puestos de trabajo en las sedes alemanas y asegurar el empleo actual. Para conseguirlo, se pactó reubicar a las personas trabajadoras aplicando medidas de movilidad funcional, respetar los derechos adquiridos por las plantillas y aplicar acciones formativas para adaptarlas a los nuevos puestos de trabajo. Si fuera necesario reducir personal antes del 31 de diciembre de 2023, fecha en la que caducará el acuerdo, se acordó hacerlo de forma socialmente responsable, utilizando instrumentos como la jubilación parcial y la anticipada.

Antes de que se vendiera la planta de BSH Vitoria, CCOO apostó por negociar un acuerdo marco para España que recogiera las mismas garantías que el pasado verano se firmaron en Alemania. Las dos únicas reuniones que se celebraron entonces para avanzar en el asunto sirvieron para comprobar que la dirección española no tenía capacidad para alcanzar ese compromiso y que a los sindicatos minoritarios no les interesaba caminar en la misma dirección.

Ahora que se acaban de blindar las plantas alemanas, y que se deja al resto de los trabajadores y trabajadoras de BSH a expensas de que se cumpla ese compromiso, CCOO de Industria retomará la reivindicación. Ha solicitado una reunión al más alto nivel para reclamar que la asignación de producciones sea solidaria y garantizar así el mantenimiento de todo el empleo posible. Exigirá también que el acuerdo alemán tenga su réplica en las oficinas y centros productivos que la multinacional tiene repartidos por suelo español.

Negociación del nuevo convenio en Cantabria

En este sentido, Diego Aja, delegado de CCOO en la planta de Santander de BSH, ha resaltado que “garantizar la estabilidad de la plantilla en Cantabria es uno de los objetivos de este sindicato en la negociación del nuevo convenio para el centro cántabro”. Aja ha subrayado que ahora que BSH ya ha garantizado estos derechos en el país germano, “CCOO retomará la lucha para que en España se aplique el mismo acuerdo”. “Reflejar esto en nuestro convenio es fundamental y pelearemos por ello. Ya en abril, CCOO propuso en el acuerdo marco entre empresa y sindicatos mayoritarios alcanzar un acuerdo de garantías para la plantilla”, ha dicho el representante de CCOO en BSH Santander.

Aja ha lamentado que la negociación del nuevo convenio de la planta de Santander, que comenzó a principios de año, está estancada desde antes del verano y tras más de una decena de reuniones en las que no ha habido avance alguno. Los principales escollos son la prima de producción que ahora BSH quiere modificar, la reducción del plus tóxico penoso peligroso para las nuevas contrataciones, si las hubiera, y la subida salarial, sobre la que CCOO exige un incremento que respete el acuerdo nacional suscrito entre la CEOE y los sindicatos mayoritarios.

En estos momentos, la factoría de Santander da empleo a 334 personas indefinidas, que llegan a ser 375 con las fluctuaciones de las bolsas de empleo, de las 3.800 que se emplean en los centros de BSH España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.