Alcanzado un preacuerdo que desconvoca la huelga en el transporte de viajeros por carretera

  • CCOO valora el preacuerdo como "positivo" al garantizar la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras

05/11/2019.
Imagen de un autobús durante una parada en los Corrales de Buelna

Imagen de un autobús durante una parada en los Corrales de Buelna

CCOO, UGT y USO han desconvocado la huelga general en el transporte de viajeros por carretera de Cantabria, tras alcanzar un principio de acuerdo en el nuevo convenio colectivo cerca de las 23 horas de hoy y tras más de 11 horas de negociación en el ORECLA.

El acuerdo, que desconvoca los cinco días de huelga consecutivos anunciados por los sindicatos (del 5 al 9 de noviembre) apenas un hora antes de iniciarse la huelga, implica un nuevo convenio colectivo de cinco años de vigencia (2019-2023), que afecta a algo más de medio millar de trabajadores.

El principio de acuerdo estipula una subida salarial de un 1,2% en 2019 y del IPC del ejercicio anterior más un 0,4% en cada uno de los cuatro años restantes, con lo que la recuperación de poder adquisitivo que exigían los sindicatos sería de un 1,6%, lo mismo que mermaron los salarios en el sector entre los años 2012 y 2015.

Tacógrafos en todos los servicios

Además, el principio de acuerdo del nuevo convenio colectivo regional del transporte de viajeros por carretera incluye la obligatoriedad del tacógrafo en todos los servicios sin excepción como método control horario y la CCCOO destaca que, además de las mejoras salariales conseguidas en la negociación del convenio colectivo del transporte de viajeros por carretera, con este acuerdo "todos los servicios deberán hacer uso de las herramientas, tanto digitales como analógicas de control, lo que facilita el respeto de los descansos semanales y diarios que están establecidos en las distintas normas", tal y como precisa David Estévez, resposable del sector del transporte de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO. El convenio también recoge la implantación de un sistema de control del alcohol y las drogas.

Este principio de acuerdo deberá ser ratificado ahora en las asambleas de trabajadores y trabajadoras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.