CCOO y UGT se concentrarán frente a Delegación de Gobierno en protesta por la sentencia que avala el despido por enfermedad

  • La movilización será mañana miércoles, 27 de noviembre, a partir de las 12.00 horas
  • Los sindicatos han subrayado la necesidad de derogar las reformas laborales y han anunciado que recurrirán la sentencia y la llevarán a la Comisión Europea y a la OIT

26/11/2019.
Carlos Sánchez y Mariano Carmona durante la rueda de prensa

Carlos Sánchez y Mariano Carmona durante la rueda de prensa

CCOO y UGT han anunciado hoy en rueda de prensa la concentración que han organizado para mañana miércoles, 27 de noviembre, a las 12.00 horas frente a la Delegación del Gobierno en Cantabria, para protestar por la sentencia del Tribunal Constitucional que avala el despido por baja justificada por enfermedad y que se suma a las concentraciones que, a la misma hora, se desarrollarán en otros territorios y que en Madrid tendrá como escenario el Congreso de los Diputados.

UGT y CCOO han manifestado su indignación ante una sentencia que evidencia la urgente necesidad de derogar las reformas laborales de 2010 y 2012 que, a juicio de ambos sindicatos, sólo ha servido para destruir empleo y repartir precariedad.

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Cantabria, Carlos Sánchez y Mariano Carmona, respectivamente, han subrayado que se recurrirá la sentencia y que ambas formaciones se dirigirán a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al entender que la sentencia hace caso omiso a su artículo 6.1 C.158, que dice textualmente que “la ausencia temporal al trabajo por motivo de enfermedad o lesión no deberá constituir una causa justificada de terminación de la relación de trabajo”. Además, también recurrirán ante la Comisión Europea por una posible violación de la Carta Social Europea.

UGT y CCOO han hecho hincapié en que esta sentencia arroja luz a la cara más ácida, cruel e injusta de las reformas laborales y han insistido en que no van a sentarse a negociar un nuevo Estatuto de los Trabajadores mientras no se acabe de una vez por todas con esas reformas que lo único que han hecho es fomentar las desigualdades.

Para Carlos Sánchez, “poner la productividad y la libertad de empresa por encima de la salud de los y la trabajadoras, como avala la sentencia, es una aberración que debe de rectificarse de inmediato. Los y las trabajadoras se van a ver obligados, y eso lo tenemos que evitar, a acelerar los procesos de recuperación y solicitar altas por el miedo a perder su empleo”.

La sensación que provoca esta decisión del Tribunal Constitucional es que normaliza la desigualdad jurídica entre dos derechos fundamentales: los empresariales cada vez más blindados y la de la clase trabajadora, cada vez más desprotegida”, ha indicado Sánchez.

Por su parte, Mariano Carmona ha subrayado que esta sentencia es “la gota que ha colmado el vaso” de unas reivindicaciones que ambos sindicatos vienen haciendo desde hace años, exigiendo la derogación de las reformas laborales que, como vienen avisando, sólo han traído precariedad.

“Con su puesta en marcha en 2010 y 2012 se perdieron en España 1.280.000 empleos, 17.000 en Cantabria, donde la tasa de temporalidad ha pasado del 19% al 27%”, ha dicho Carmona, quién ha destacado que entre los aspectos más lesivos de las reformas están la ultra actividad de los convenios, la negligente utilización de los Expedientes de Regulación de Empleo o la reducción de las indemnizaciones que han derivado en más parcialidad.

Para los representantes de ambos sindicatos es urgente y necesario pactar unas nuevas condiciones que regulen el mercado laboral porque, de lo contrario, se va a producir un efecto llamada de despidos por bajas justificadas por enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.