Comisiones Obreras de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria
concentración 31 de mayo

martes 14 de agosto de 2018

Cantabria recupera el gasto en protección social de 2009, cuando la precarización apenas comenzaba

¿Responde la inversión social el Gobierno de Cantabria a las necesidades reales? Mientras que el gasto social crece un 1,2% desde 2008, la deuda pública aumenta un 638,4%.

Por la Secretaría de Protección Social de CCOO Cantabria
Las noticias suelen contener poca explicación. El informe Estado Social de la Nación 2017, de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales "salva" a Cantabria en la terrible estadística que muestra como las comunidades autónomas siguen sin recuperar el gasto en políticas sociales que sostenían en 2009, al inicio de la crisis económica. En el informe se destaca que sólo seis comunidades autónomas lograron en 2017 estar por encima del gasto en políticas sociales de 2009: Cantabria, Asturias, Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra y país Vasco.
Es cierto. Cantabria ha dedicado en 2017 un 1,2% más de presupuesto a las políticas sociales. Son 1.573,5 millones de euros en 2017 frente a los 1.554,8 millones (+18,7 millones) destinados en 2009 a la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales. Pero la cifra tiene trampa: mientras el dinero dedicado a la protección social creció un 1,2%, el presupuesto de la región aumentó en esos ocho años un 6,2%, por lo que, de hecho, el peso específico del gasto social en el total del presupuesto ha retrocedido un 4,6%.
¿En qué ha cambiado el presupuesto regional para que se dé este retroceso en la inversión en políticas sociales? Fundamentalmente en el gasto para cubrir la deuda pública, que ha crecido un 638,4% entre 2009 y 2017. Hace ocho años cada cántabro o cántabra aportaba 90,12 euros a la deuda; en 2017 esa cifra era de 665,52 euros.Unos

Servicios Sociales de antes de la crisis
España, en general, dedica 2,7 puntos menos del PIB a Protección Social que la media de países de la Eurozona (17,6% frente al 20,3 de la UE) y Cantabria, en particular, dedica a la Protección Social el equivalente al 6,98% de su PIB. "Llegamos a lo que han denominado como salida de la crisis con una sociedad empobrecida pero con un gasto en servicios sociales extremadamente contenido que no responde a las necesidades", se queja Rosa Mantecón, secretaria de Política Social de Comisiones Obreras de Cantabria. Mantecón destaca que en el caso del gasto en servicios sociales sólo se ha aumentado un 1,09% desde 2009, cuando apenas empezaba la crisis, y 2017, cuando se supone que comienza la salida. En total, en 2017,se invirtieron 221,6 millones de euros a los servicios sociales que deben atender a la población más vulnerable, sólo el 8,51% del presupuesto del gobierno autonómico. Además, el informe del estado Social de la Nación 2017 señala a Cantabria como la tercera comunidad autónoma más ineficiente en la relación entre el gasto en servicios sociales y el ratio de cobertura.
El informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales destaca que, en el conjunto del Estado, el gasto en protección social ha perdido 8,5 puntos entre 2019 y 2017 y alerta que esta contención en el gasto social significa que se deja de atender, por ejemplo, a los 8 millones de trabajadoras y trabajadores que viven por debajo del umbral de la pobreza. Estas son algunas de las alarmas prendidas por los responsables de los servicios sociales en el país:
- La renta media de los hogares se ha reducido un 13% desde 2009 (30.045€) a 2015 (26.092€)
- Casi 700.000 hogares, 1,3 millones de personas, no tienen ningún ingreso (4% de los hogares)
- La mala alimentación por motivos económicos afecta a más de un millón de personas en España
- En uno de cada diez hogares se pasa frío o excesivo calor por no poder mantener la vivienda a temperatura adecuada.
- La Tasa Arope, que es el indicador utilizado por la Unión Europea para medir la exclusión social, sitúa a España 5,6 puntos por encima de la media europea (28,6 frente al 23%)
- 4 de cada 10 personas viven en hogares sin capacidad para afrontar gastos imprevistos
- Al menos 6 millones de personas, sin ser pobres, se encuentran en situación económica precaria
- En los últimos 15 años el 30% de la población que vive en riesgo de exclusión ha visto cómo sus activos netos apenas crecían un 3%, mientras que el de4l 10% más rico se disparaba un 56%
- El 1% de la población española con mayor patrimonio acaparaba en 2016 más de una cuarta parte de la riqueza del país (27,4%), mientras que el 20% más pobre se queda con un 0,1%
- La fortuna de las 3 personas más ricas en nuestro país equivale a la del 30% más pobre

Una de las causas de fondo de esta el proceso de desregulación del mercado laboral que vive el país y que se traduce en:
- 1,8 millones de personas llevan más de 2 años en paro (41,5% de desempleados). 1,1 millones llevan más de 4 años en paro (24,7% del total)
- Más de 4 de cada 10 jóvenes que buscan trabajo están en paro
- Un 15,3% de las jornadas laborales son a tiempo parcial
- Más de uno de cada cuatro empleos es temporal (26,5%)
- En los últimos cinco años se ha acumulado una caída del poder adquisitivo de la remuneración media en un 4,5% (912 euros menos)
- Seis millones de personas (34,4% de los/as asalariados) cobran menos del SMI

Mientras el mercado laboral se precariza y la protección social no aumenta al mismo ritmo, la política fiscal española sigue premiando a los que más tienen. De hecho, el informe destaca que, en España, el 85% del esfuerzo fiscal recae en las familias, mientras 17 de las 35 empresas del IBEX no pagan nada por el impuesto de sociedades en el país.
Según las Directoras y gerentes de Servicios Sociales llegamos a la llamada "salida de la crisis" con un resultado que "no es una recuperación generalizada de niveles de bienestar para el conjunto de la sociedad, ni la recuperación de un Estado de Bienestar de calidad, ni tampoco nuevas oportunidades de mejora para la inmensa mayoría de la población. El resultado es un escenario marcado por la precariedad y la falta de oportunidades de mejora. Hoy nos conformamos con sobrevivir, aunque sea en condiciones precarias. Cualquier empleo es mejor que estar en paro; aunque sea un empleo precario, siempre marcado por la temporalidad, en muchas ocasiones a tiempo parcial y siempre con salarios de miseria".

Cantabria recupera el gasto en protección social de 2009, cuando la precarización apenas comenzaba

martes 14 de agosto de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias