Comisiones Obreras de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria
concentración 31 de mayo

lunes 1 de octubre de 2018

La Federación de Servicios alerta de que la contracción del pequeño comercio en Cantabria es un síntoma de la precarización del modelo productivo

  • En pleno mes de agosto y con cifras récord de turistas, las ventas del pequeño comercio cayeron un 0,6%.
  • El sindicato considera que en la región se apuesta por las grandes cadenas y las franquicias perjudicando el tejido local

“Cantabria pierde cada día tejido comercial local, ese que genera empleo, sostiene a los barrios y pueblos, y articula parte de la vida social”. Marta Careaga, secretaria general de la Federación de Servicios de CCOO en Cantabria, cree que los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que confirman una nueva caída de las ventas del comercio minorista en Cantabria (-0,6% en agosto) deberían activar al Gobierno de Cantabria para tomar medidas. “En pleno mes de agosto, duplicando la población de algunos municipios, como Santander, el pequeño comercio se contrae. Eso debería hacernos pensar”.
La Federación de Servicios cree que la falta de políticas activas y sostenidas de apoyo al pequeño comercio y las facilidades que se prestan al gran comercio de cadenas nacionales e internacionales están asfixiando a “un tejido fundamental para el empleo y para sostener la arquitectura social”. Los datos de agosto sitúan a Cantabria como una de las únicas cinco comunidades autónomas donde caen las venta. Este dato confirma una tendencia que ya quedaba trazada hace un mes, cuando el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) hacía público el último Boletín de Comercio que mostraba la disminución del sector minorista en un 1,71%, una tasa de abandono de los comerciantes del 10% y una caída del número de ocupados en el comercio minorista del 8,9% en 2017 respecto a 2016, mientras en el resto del país crecía un 6,8%.
“El comercio minorista está cerrando en los municipios más pequeños y en los barrios de nuestras ciudades y esto hace perder empleo de cercanía y obliga a los ciudadanos a grandes desplazamientos para acceder a productos y servicios”, explica Careaga quien, además, cree que “el empleo del pequeño comercio es de más calidad y calidez que el que generan las grandes cadenas”.
Cantabria depende cada vez más de un sector servicios y de un comercio que genera empleos de poca calidad y, en su mayoría, temporal. “El futuro del pequeño comercio debería ser parte del debate aplazado eternamente sobre el cambio del modelo productivo en la región”, concluye Careaga, que pide un “plan especial y urgente” para “salvar y promocionar” el comercio minorista.

La Federación de Servicios alerta de que la contracción del pequeño comercio en Cantabria es un síntoma de la precarización del modelo productivo

lunes 1 de octubre de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias