CCOO reclama un compromiso real de inversión y no unas medidas low cost para que la vuelta a las aulas el próximo curso sea segura y con garantías

  • La Federación de Enseñanza de CCOO ha señalado que en Cantabria hay en la actualidad 1.800 aulas y que serían necesarias unas 350 más para una ratio de 20 alumnos por unidad
  • Conchi Sánchez: “Si se aumentan las unidades se debe incrementar el número de docentes y si sólo llegan a Cantabria 20 millones de euros es imposible hacer frente a las necesidades, estaríamos hablando de parches mal puestos”

12/06/2020.
Raquel Gutiérrez, y Conchi Sánchez en rueda de prensa

Raquel Gutiérrez, y Conchi Sánchez en rueda de prensa

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria ha reclamado a las administraciones públicas, y muy especialmente a las educativas, un compromiso real que exige una gran inversión y no unas medidas ‘low cost’ para afrontar el curso escolar 2020-2021 con garantías de seguridad para docentes, alumnado, familias y trabajadores y trabajadoras de la educación en general y, para ello, ha presentado a la consejera de Educación, Marina Lombó, una batería de propuestas centradas en cuatro ejes fundamentales: financiación, plantillas docentes y otros profesionales, digitalización y apoyo a las familias con becas y medidas de conciliación.

En rueda de prensa, Conchi Sánchez y Raquel Gutiérrez, secretaria general y secretaria de organización de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, han instado a la Consejería de Educación a trabajar de forma urgente sobre un ambicioso plan de vuelta a las aulas, donde participen las instituciones y los agentes sociales: Diálogo Social, Mesa sectorial, Consejo Escolar de Cantabria, Consejos Escolares Municipales, etc, para aportar propuestas y buscar de forma conjunta la manera más ideal para ese retorno en septiembre porque, al fin y al cabo, “la educación es cosa de todos”, ha subrayado Sánchez, que aboga por “situar la educación de Cantabria en el centro de las políticas del Gobierno regional y en el debate de la opinión pública”.

En cuanto a la necesidad de inversión o la cuantía del fondo extraordinario que se requiere, desde CCOO se ha cuantificado en más de 7.300 millones de euros a nivel estatal, de los que más de 5.000 millones irían destinados al refuerzo de las plantillas, unas cifras que están muy por encima de las cifras previstas por el Gobierno y que se quedan a años luz de las necesidades marcadas.

Inestabilidad de las plantillas

En Cantabria, por ejemplo, en la actualidad hay 1.800 unidades mientras que serían necesarias, como mínimo y teniendo en cuenta la ratio de 20 alumnos por aula, unas 350 más. “Es evidente que si se aumentan las unidades se debe de incrementar también el número de docentes y sólo en Primaria de plantilla jurídica tenemos actualmente 2.483, a lo que hay que sumar el cupo, que suelen suponer otras 300 ó 400 contrataciones, más las 400 extraordinarias. Es evidente que si sólo llegan a Cantabria 20 millones de euros es imposible hacer frente a las necesidades. Estaríamos hablando de parches mal puestos y habría que renunciar a otras cuestiones fundamentales como la formación del profesorado, la digitalización y las becas”, ha señalado Conchi Sánchez.

Para la Federación de Enseñanza de CCOO, en Cantabria la plantilla de docentes sigue siendo insoportablemente inestable, con altas tasas de interinidad, por encima del 26% y pendiente de convocatoria el 47% de las plazas necesarias para dar cumplimiento al primer Acuerdo de Estabilidad por el Empleo.

Para la secretaria general de la Federación de Enseñanza, “lo más urgente para el curso próximo es recuperar lo académico y cuidar lo emocional y eso se hace reforzando los perfiles profesionales que tienen que ver con la inclusión y la equidad así como creando equipos multidisciplinares y valorar el trabajo del personal de apoyo educativo, socioeducativo y de Administración y Servicios”.

El sindicato ha considerado fundamental destinar partidas para formar a estas plantillas en competencias digitales y poder dar respuesta a futuras emergencias sociosanitarias. Sin embargo, los datos de Cantabria reflejan que el gasto en formación ha pasado de 141 euros por docente en 2009 a sólo 43 euros en 2018.

Un ordenador para cada dos docentes

CCOO ha recordado que en Cantabria hay un ordenador para cada dos docentes y que una de las urgencias en este sentido pasa porque el Gobierno de Cantabria mejore las conexiones de internet tanto de las zonas rurales como de las urbanas con una red de alta calidad. Además, ha exigido a la Consejería de Educación una plataforma en Educantabria con recursos, experiencias educativas y accesos a bibliotecas virtuales, y que se faciliten tabletas para el alumnado y para los docentes por cada uno de los centros escolares, con aplicaciones comunes y vinculadas a la programación general anual.

Para apoyar a las familias y al alumnado, para el sindicato es necesario poner en marcha, desde el inicio del curso, programas de refuerzo, apoyo educativo y acompañamiento personalizado tanto en horario escolar como extraescolar y refuerzo del PROA y similares así como la puesta en marcha de un programa de ayudas y becas para la adquisición de material escolar.

Por último, para Conchi Sánchez, “hay que considerar también medidas de conciliación como adaptaciones de la jornada laboral, incentivos a las empresas que faciliten esas adaptaciones y un paquete de ayudas económicas para favorecer las políticas de conciliación, también para el profesorado”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.