CCOO y UGT anuncian movilizaciones por las desigualdades generadas por el SCS ante la puesta en marcha de las recuperadas 35 horas

    Ambos sindicatos han convocado concentraciones los días 8 y 15 de mayo entre las 14.15 y las 14.45 en todos los centros dependientes del Servicio Cántabro de Salud y si no se revierte la situación y se soluciona el conflicto irán a la huelga con paros parciales de dos horas del 20 al 22 de mayo y continuarán con una huelga indefinida a partir del 23 de mayo. Exigen que se afronte el cambio de gestión de la Atención Primaria tanto en planificación como en recursos económicos y laborales a través de una mesa de trabajo

    03/05/2019.
    Logo del SCS

    Logo del SCS

    UGT y CCOO no van a permitir que a los distintos profesionales y colectivos del Servicio Cántabro de Salud (SCS) se les trate de diferente manera por realizar el mismo trabajo. Ante la falta de soluciones por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria al conflicto generado ante la puesta en marcha de la recuperación efectiva de las 35 horas laborales, ambos sindicatos han tenido que recurrir a la convocatoria de huelga, que afecta a los 9.000 profesionales de la sanidad pública en Cantabria, para protestar por una situación que se ha vuelto insostenible y que peca de desigual y discriminatoria.

    Así, CCOO y UGT han convocado paros parciales de dos horas los días 20, 21 y 22 de mayo, entre las 8 y las 10 de la mañana, que continuará con una huelga indefinida a partir del 23 de mayo en caso de no revertirse la situación. Además, como paso previo, ambos sindicatos han convocado concentraciones los días 8 y 15 de mayo entre las 14.15 y las 14.45 horas.

    Las razones las tienen muy claras. Exigen al SCS que la jornada de 36 horas entre el 1 de mayo de 2019 y el 30 de abril de 2020 sea efectiva para todos los profesionales, sin que exista obligatoriedad de cumplir más jornada y piden el aumento de plantilla necesario para que se cumpla dicha jornada y conseguir de este modo empleo estable y de calidad.

    Además, otra de las reivindicaciones que llevan por banderas es que no exista, como sucede ahora con los acuerdos a los que la Consejería de Sanidad ha ido llegando con determinados colectivos, discriminación retributiva ni de condiciones laborales entre los diferentes profesionales.

    La convocatoria de movilizaciones tiene muchas más razones. A las cuestiones anteriormente mencionadas se suma que no hay negociación de las guardias localizadas del personal del SCS, que los festivos especiales no computan igual para todos los y las trabajadoras, lo que genera una absoluta discriminación, al igual que el aumento y actualización del Complemento de Atención Continuada, que tampoco afecta de forma transversal a todo el personal.

    Además, UGT y CCOO exigen que se dote de más celadores y del resto de profesionales de refuerzo necesarios en los SUAP (Servicios de Urgencia de Atención Primaria) porque el objetivo final es que se afronte el cambio de gestión de la Atención Primaria tanto en planificación, como en recursos económicos y laborales, creando una Mesa Técnica de Trabajo con los profesionales y las organizaciones sindicales para el abordaje multidisciplinar del futuro de la Atención Primaria.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.