CCOO alerta de la incertidumbre laboral de los 28 trabajadores de la empresa ASFIN Cantabria, en liquidación desde el pasado mes de mayo

  • El sindicato ha mostrado su preocupación por el futuro de una plantilla que no conoce su futuro laboral
  • La Federación de Construcción y Servicios ha exigido a las administraciones públicas que las adjudicaciones de obras sean a través de concursos y no por subastas como ocurre ahora

19/07/2019.
Oficina de ASFIN Cantabria

Oficina de ASFIN Cantabria

La Federación de Construcción y Servicios de Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha alertado hoy de la situación de incertidumbre que están sufriendo los 28 trabajadores que conforman la plantilla de la empresa de construcción de aglomerado ASFIN, compuesta por Fernández-Rosillo y compañía y Canteras La Verde y con domicilio en Astillero, en fase de liquidación desde el pasado mes de mayo.

El sindicato ha mostrado su preocupación por el futuro de una plantilla que en los últimos años se ha visto mermada casi a la mitad y que en la actualidad sigue trabajando o a expensas de que alguien se haga con la propiedad.

El Plan de Liquidación presentado por la Administración Concursal ha establecido valorar con la mayor puntuación (hasta 60 puntos) la propuesta de compra de la unidad productiva más alta, fijando el precio mínimo de venta en 300.000 euros. Además, no se admitirá ninguna oferta que no contemple un mínimo de diez trabajadores subrogados (se valorará este apartado con hasta 36 puntos, siendo la mayor puntuación para quién asuma a más personal subrogado), mientras que los cuatro puntos restantes serán para computar un plan de negocio para los dos próximos años que incluya las inversiones a realizar.

“ASFIN Cantabria es la última de las empresas con graves problemas de viabilidad y donde las principales víctimas son sus trabajadores, que viven con la incertidumbre de qué pasara con su futuro laboral. Las causas son muchas y variadas pero desde CCOO de Cantabria seguimos insistiendo y pidiendo a las administraciones públicas que recapaciten y que las adjudicaciones sean a través de concursos en lugar de por subasta, que lo único que hacen es mermar la calidad de las obras, con propuestas a la baja, y con los trabajadores como los principales perjudicados cuando a las empresas no les dan los números”, ha subrayado Óscar Arroyo, de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Cantabria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.