CCOO inicia una ronda de contacto con los grupos políticos en su lucha para evitar el cierre de oficinas del Registro Civil

  • La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria se ha reunido con representantes del PSOE para explicarles las iniciativas del sindicato en aras de mantener el servicio
  • El cierre de los registros civiles afectaría en Cantabria a todos los municipios y estarían en juego alrededor de 80 puestos de trabajo

06/02/2020.
Reunión de los responsables del Sector de Justicia de CCOO con representantes del PSOE en el Congreso y en el Senado

Reunión de los responsables del Sector de Justicia de CCOO con representantes del PSOE en el Congreso y en el Senado

El Sector de Justicia de CCOO viene peleando desde hace ya casi 10 años por mantener el Registro Civil como un servicio público integrado dentro de la Administración de Justicia, cercano a la ciudadanía, manteniendo las oficinas de todas las localidades, gratuito, accesible electrónicamente por las demás Administraciones y funcionarios públicos, y servido íntegramente por personal de la Administración de Justicis en las poblaciones de más de 7.000 habitantes (como hasta ahora).

Javier Báscones, secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO (FSC), junto a Borja Bats y Ángel Herrera, responsables del Sector de Justicia en la FSC han mantenido en la mañana de hoy el primer encuentro político, con representantes del PSOE, concretamente con Pedro Casares, diputado y portavoz de Economía en el Congreso de los Diputados, y con la senadora Isabel Fernández. Se trata de la primera reunión de las enmarcadas en la rodna de contactos que el sector de Justicia de CCOO ha iniciado con los representantes políticos de Cantabria.

Los representantes sindicales han manifestado que el 30 de junio entra en vigor la Ley 20/2011 lo que supone el cierre masivo de las oficinas actuales del Registro Civil, que en Cantabria afectaría a todas con la excepción de la ubicada en Santander y, sólo excepcionalmente, otra oficina cuya ubicación se determinaría si así se acordara.

En el transcurso de la reunión se ha explicado a los representantes socialistas la situación de los registros civiles y las iniciativas de CCOO para mantener este servicio público, gratuito, servido por funcionarios y funcionarias de la Administración de Justicia y cercano a la ciudadanía.

El cierre de los registros civiles afectaría en Cantabria a todos los municipios y estarían en juego alrededor de 80 puestos de trabajo. Todo esto sin contar el perjuicio que supone, tanto en tiempo como en dinero, para los habitantes de las zonas rurales, al tener que desplazarse hasta la sede de Santander.

Al verse privados de la atención directa quedan obligados a realizar las gestiones por vía telemática, contratar los servicios de una gestoría o despachos de abogados o bien desplazarse a la oficina del Registro Civil de Santander.

“La supresión de este servicio público en una región como Cantabria supone un revés importante para la ciudadanía y una nueva discriminación hacia la ahora tan de moda denominada España vaciada”, han señalado Ángel Herrera y Borja Bats.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.