116 empresas de Cantabria están obligadas a tener un Plan de Igualdad en menos de diez días

  • El decreto de 2019 establece que el 7 de marzo de 2020 las empresas con plantillas de más de 150 personas deben tener uno
  • Rosa Mantecón ha denunciado que ni siquiera las Administraciones Públicas han cumplido con la ley de 2007 que obligaba a tener un plan en las empresas de más de 250 trabajadores y ha puesto como ejemplo al Gobierno de Cantabria y al Ayuntamiento de Santander

27/02/2020.
Igualdad

Igualdad

Quedan menos de 10 días, el próximo 7 de marzo, para que entre en vigor la modificación de la Ley de Igualdad de 2007 que establece que todas las empresas con plantillas de más de 150 personas están obligadas a contar con un Plan de Igualdad. En Cantabria las afectadas son 67, según datos de la Seguridad Social, que se suman a las 49 que tienen más de 250 trabajadores y trabajadoras y a las que la ley ya obligaba desde 2007 a contar con un Plan de Igualdad.

Pero, ¿cuántas empresas han cumplido ya con su deber? Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha lamentado que es imposible dar una respuesta a esta cuestión porque hasta ahora no había ninguna obligatoriedad de registro, lo que ha derivado en que apenas haya constancia de cuántos existen en la región y que tampoco se pueda verificar su cumplimiento.

Rosa Mantecón, secretaria de Mujeres de CCOO de Cantabria, ha señalado que “ahora esta situación tiene que cambiar porque la modificación de la ley lo dice claro: todas las empresas tienen que inscribir los planes en un registro público. No caben excusas, de lo contrario se podrían enfrentar a sanciones de hasta 187.000 euros”.

En este sentido, Mantecón ha apuntado que la única fuente es el Registro de Convenios Colectivos (REGCON) de Cantabria, que desde la ley de 2007 recoge únicamente 15 planes de igualdad, y que, además, en su mayoría, ni siquiera corresponden a empresas obligadas a tenerlo. Por ejemplo, de los 8 planes registrados en 2019, solamente el Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Santander (TUS) tenía obligación de hacerlo y lo hizo a instancias de la Inspección de Trabajo.

Para CCOO, los planes de igualdad son el mejor recurso para conocer y atajar las desigualdades y las discriminaciones de género que existen en el mercado laboral y en las empresas. “Para que sean efectivos es imprescindible que se basen en diagnósticos de la realidad de cada empresa porque es la única forma de ajustarse a las necesidades concretas de las plantillas. No hace falta que contemplen un gran listado de medidas o que recojan utopías inalcanzables sino que las que se establezcan puedan llevarse a efecto”, ha señalado la secretaria de Mujeres del sindicato.

Según la ley, los planes de igualdad tienen que fijar los objetivos concretos a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución así como el establecimiento de sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados.

Rosa Mantecón ha instado “a la negociación como único instrumento válido para poner en marcha planes de igualdad tanto en empresas como en administraciones públicas. Es intolerable que algunas empresas intenten externalizar este proceso en lugar de negociar con la representación de los y las trabajadoras, que además es quién verdaderamente conoce las carencias que hay que suplir. Cuando esto pasa los planes son papel mojado”.

CCOO confía en que el trabajo que se está desarrollando en el marco del Diálogo Social dé sus frutos y Cantabria se ponga al día lo más rápido posible en la implantación de medidas que acaben con las desigualdades existentes. En este sentido, hay que mencionar que el Ejecutivo cántabro, CCOO, UGT y CEOE ya está trabajando en un acuerdo para fomentar la implantación de la igualdad en las empresas, incluidas las Administraciones Públicas y organizaciones estratégicas.

Suspenso para las Administraciones Públicas

Por otra parte, lo peor de todo es que ni siquiera las Administraciones Públicas en Cantabria han cumplido con la ley de 2007. Ni el Gobierno de Cantabria ni el Ayuntamiento de Santander ni la empresa pública Cantur cuentan aún con un Plan de Igualdad pese a contar con una plantilla superior a 250 personas, unas entidades a las que el 7 de marzo se suma el Ayuntamiento de Torrelavega.

“Llevan nada más y nada menos que 13 años de retraso y las tentativas y los anuncios que han hecho han quedado en agua de borrajas. Sólo les ha servido para salir en la foto, un postureo que hace un flaco favor a las mujeres y pospone el avance de la igualdad efectiva en el empleo público”, ha criticado Mantecón.

Para el sindicato, las administraciones regionales tendrían que fijarse en el caso del Servicio Cántabro de Salud (SCS) que, desde finales de 2019, cuenta con un Plan de Igualdad, cumpliéndose así con uno de los objetivos marcados por CCOO en un servicio público ocupado mayoritariamente por mujeres.

“Lo que es lamentable es que quien tiene que poner la nota ejemplarizante no cumpla con lo que encima es una obligación que no tendría que ser ni reclamada”, ha concluido la secretaria de Mujeres de CCOO.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.