CCOO solicita al consejero de Sanidad la vigilancia directa de todos los profesionales ante la situación provocada por el virus COVID-19

    La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios del sindicato ha pedido que los profesionales de la Sanidad Cántabra con cuadro clínico compatible se incluyan en los protocolos establecidos

    05/03/2020.

    La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha solicitado hoy a Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, que se vigile de forma directa a todos los profesionales de la sanidad cántabra con cuadro clínico compatible, incluso a aquellos que no cumplen con los criterios establecidos en los protocolos en lo que se refiere a la situación provocada por el virus COVID-19.

    El sindicato ha trasladado la petición al consejero en un escrito registrado tras la reunión del Comité de Seguridad y Salud de Atención Primaria que se ha reunido en la jornada de hoy, 5 de marzo, a petición de CCOO.

    Desde CCOO se ha valorado positivamente que la Gerencia de Atención Primaria ya ha adoptado algunas de las medidas reivindicadas, sin embargo, se han expuesto varias cuestiones a mejorar. De este modo, en el escrito enviado a Rodríguez, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios ponía sobre la mesa la preocupación del sindicato por la salud laboral de los y las profesionales de la sanidad cántabra ante la nueva situación de contención del virus COVID-19.

    “En el protocolo puesto en marcha no se refleja diferencia alguna entre los criterios para activar la toma de muestras entre el personal de la sanidad y la población general. Es decir, si el profesional sanitario tiene cuadro compatible con infección respiratoria, no se le toman muestras si no ha viajado a áreas con evidencia de transmisión comunitaria o si no ha tenido contacto estrecho con un caso probable o confirmado”, ha señalado Arantxa Cossío, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Cantabria.

    No obstante, para el sindicato es necesario que se tomen medidas distintas con los profesionales que, sin saberlo, podrían haber tenido contacto con el virus, y que podían contagiar el mismo a personas en estado de salud vulnerable, además de peligrar su propia salud.

    En este sentido, han instado a la Consejería de Sanidad a elaborar un nuevo protocolo donde se active la toma de muestras entre el personal de la sanidad cántabra, con el único requisito de que tengan un cuadro compatible con infección respiratoria.

    Por otra parte, y con el mismo objetivo, han pedido a los responsables de la sanidad cántabra que los Equipos de Protección Individual (EPI’s) sean los más completos posibles, y se vaya a los máximos recomendados por el Ministerio de Sanidad, incluyendo equipos que sean completamente impermeables, que incluyan protección hasta los pies con calzas, polainas y gorros.

    Por otra parte, en dicho Comité también se ha exigido la instalación de mamparas en aquellos Centros de Salud y Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) donde no existen o se han retirado.

    “CCOO estuvo en contra de su retirada porque es una forma de barrera preventiva para el personal que recibe a los pacientes antes de ser diagnosticados, evitando posibles contagios así como agresiones”, ha recordado Cossío, “además consideramos que no interfiere en la calidad de la asistencia al usuario.

    Por último desde CCOO se ha pedido a la población que no se alarme y actúe de la forma que indican las autoridades sanitarias para evitar en todo lo posible la propagación del virus, cooperando con los profesionales que les atienden.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.