Más de 1.500 personas piden en Torrelavega que se mantengan los puestos de trabajo de la industria

    06/03/2020.
    Cabecera de la manifestación en defensa de la industria

    Cabecera de la manifestación en defensa de la industria

    Más de 1.500 personas se han manifestado este viernes en Torrelavega para pedir a las administraciones que garanticen el mantenimiento de los puestos de trabajo del sector industrial y que apoyen a las empresas de Cantabria en las "dificultades" que están atravesando actualmente.

    Los manifestantes han recorrido la ciudad a pesar de la lluvia, que les ha acompañado durante parte del recorrido y ha sido especialmente intensa al final, en su llegada a la plaza del Ayuntamiento.

    Antes de llegar al Palacio Municipal, CCOO y UGT, los dos sindicatos convocantes, han hecho sus discursos, la manifestación ha recorrido varias calles de Torrelavega, saliendo desde la Plaza Mayor y pasando por el Paseo Pereda, La Llama y Julián Ceballos.

    CCOO y UGT han llevado una pancarta general con el lema "en defensa de la industria de Cantabria", acompañada por otras correspondientes a diferentes empresas que han estado representadas en la manifestación, como Sniace, Solvay, Nissan o Prysmian.

    Éstas llevaban frases como "No al cierre de Sniace. Defender la industria es luchar por Cantabria y contra el paro", "Sniace en lucha por su futuro (otra vez)", "Prysmian en defensa del empleo y la industria" o "Solvay todavía existe".

    Además, los manifestantes han repetido durante el recorrido gritos como "¡Que viva la lucha de la clase obrera!, "sin industria no hay futuro", "la industria no se cierra" o "no somos ciudadanos ni somos clase media, es hora de decirlo: somos clase obrera".

    Ya durante su discurso, los secretarios generales de las federaciones de industria de los sindicatos, Daniel San Miguel (CCOO) y Luis Díez (UGT), han explicado que se ha convocado la concentración en Torrelavega porque la Comarca del Besaya "sigue siendo la más golpeada por la lacra del desempleo" en los sectores industriales y para acompañar a los trabajadores de Sniace y de Puertas Nueva Castilla, ambas afectadas por procesos de liquidación.

    Los dos han pedido una transición industrial "justa" y han avanzado que lucharán "sin descanso" en el objetivo de mantener los puestos de trabajo, que es ahora "el problema más grave, pero no el único".

    Así, se han referido a la "sucesión continua" de expedientes de regulación de empleo (ERES) en la región, que ponen de relieve la "fragilidad" del sector y la necesidad de instrumentos que "frenen la falta de compromiso de los empresarios con la calidad y la cantidad del empleo".

    "No vale de nada el esfuerzo de los trabajadores si las empresas utilizan los ERE y las modificaciones de las condiciones para incumplir" los convenios laborales, han sentenciado tras señalar la necesidad de derogar la reforma laboral de forma inmediata, sobre todo en el ámbito de los despidos colectivos.

    Además, han pedido que se recupere la intervención de la administración, ya que, según han dicho, "en España las empresas están decidiendo cerrar porque la legislación se lo pone a huevo".

    Por ello, han reivindicado medidas "concretas" del Gobierno dirigidas a ayudar a que las empresas "se adecuen a las necesidades del futuro".

    En este sentido, han hablado de la necesidad de abordar el proceso de transformación de la industria en España y han lamentado la "falta" de una política energética, de innovación y de desarrollo tecnológico "bien definida", que está llevando a depender de decisiones externas "que se toman en países en los que sí están avanzando".

    Así, han criticado el elevado coste de la energía en España y el decreto mediante el que el Gobierno nacional pretende recortar las ayudas a la cogeneración.

    También han subrayado la precariedad y los contratos temporales, además de que se está dejando a los jóvenes "en la estacada" y se sigue sin hacer políticas que faciliten la inclusión de la mujer en sector industrial.

    En cuanto a Cantabria, han apuntado que la empresa regional representa el 21% del PIB y "venía presumiendo de generar empleo estable y de calidad", algo que "hoy ya no podemos decir tan alto".

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.