La sección sindical de CCOO denuncia la falta de equipos de protección para el personal de los 3 grandes centros de atención a la dependencia del Gobierno de Cantabria

  • El sindicato lamenta que en estos centros, donde se atienden a personas en situación de dependencia, se está prestando servicio a personas altamente vulnerables al COVID-19 sin contar con equipos de protección, un riesgo tanto para personas usuarias como para trabajadores y trabajadoras.
  • En el día de hoy han demandado una reunión urgente del Comité de Seguridad y Salud, que aún no ha sido convocado.

18/03/2020.
La lista de espera en Dependencia asciende a unas 2.000 personas en Cantabria.

La lista de espera en Dependencia asciende a unas 2.000 personas en Cantabria.

La Sección Sindical de CCOO en el Gobierno de Cantabria ha denunciado que los centros de atención a la dependencia del propio Gobierno no cuentan con trajes de protección, gafas, mascarillas o guantes, lo que supone un riesgo tanto para las personas usuarias, -muchos de ellos personas vulnerables-, como para los trabajadores y trabajadoras.

Son los centros de atención a la dependencia (CAD) de Sierrallana, de Cueto y de Laredo, con una plantilla que en su conjunto aglutina entorno a 400 trabajadores y trabajadoras, en los que a día de hoy trabajan desprotegidos.

“Ya habíamos alertado de esta situación y hemos solicitado a la administración una reunión urgente del Comité de Seguridad y Salud para abordar el problema de estos centros, que, lamentablemente no son los únicos que adolecen de medidas de prevención ante el COVID-19, ha informado Carmelo Renedo, representante de CCOO en el Gobierno de Cantabria.

Incumplimiento de las medidas preventivas

Renedo, ha criticado que “fruto de este incumplimiento y falta de planificación se ha expuesto a todo el personal de los Centros de Atención a la Dependencia del Gobierno de Cantabria a una situación de riesgo grave; con lo que ello supone para las personas usuarias; al haberlas privado de los derechos fundamentales de protección. Algunos tan básicos como son la falta de formación e información, inexistencia de equipos de protección individual (EPIS) tan básicos como mascarillas, gafas integrales o batas impermeables e incluso dotación insuficiente de guantes”.

El sindicato ha advertido de la falta convocatoria del Comité de Seguridad y Salud y que no se tiene constancia de que se haya evaluado y planificado preventivamente las actividades por la importante exposición que el personal tiene al COVID-19, a pesar de ser una obligación contenida en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Mención aparte merece la instalación de un numero escaso de dispensadores de geles hidrolacohólicos y contenedores de residuos con tapa, que aseguren que tareas como la realizar la higiene de manos en caso de contactos con las personas usuarias; o antes de colocarse el equipo de protección individual, en caso de que tuvieran, y después de su retirada; o la retirada y gestión de los mismos se haga de manera adecuada y segura. Teniendo además en cuenta que las labores de limpieza y desinfección de las superficies y espacios continúan realizándose conforme a las rutinas habituales, sin tomar las medidas adicionales (uso de hipoclorito sódico con una concentración al 0,1%, etanol al 62-71% o peróxido de 7 hidrógeno al 0,5%), recomendadas por el Ministerio de Sanidad.

Por último, el ICASS tampoco ha llevado a cabo ninguna medida organizativa recomendada que evite que los trabajadores y trabajadoras incumplan con las distancias de seguridad o la colocación de cartelería informativa por los centros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.