CCOO consigue que la empresa que gestiona el Programa de Refuerzo y Orientación en Educación desista en su intención de presentar un ERTE

  • El sindicato ha señalado que Arasti Barca comunicó a su plantilla la pretensión de ejecutar un ERTE que finalmente no será ejecutado
  • Más de un centenar de docentes seguirá desarrollando su trabajo de forma telemática, manteniendo sus contratos y sus salarios

07/04/2020.
Imagen de archivo

Imagen de archivo

Arasti Barca, la empresa adjudicataria del Programa PROA (Programa de Refuerzo y Orientación Académica) de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, ha dado marcha atrás y ha desistido en su intención de ejecutar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ya había anunciado a su plantilla, compuesta por más de un centenar de docentes.

“El sindicato conoció la intención de la empresa de plantear un ERTE porque algunas de sus trabajadoras sí que recibieron varias cartas en las que se les comunicaba la decisión de presentar un ERTE y las instaba a firmar una regulación de 77 días porque el Gobierno de Cantabria, decía en la primera de las comunicaciones, había suspendido el contrato a la empresa, cosa que no era cierta. Las trabajadoras nos la hicieron llegar y nos pusimos a trabajar de forma inmediata para paralizarlo,” ha señalado Conchi Sánchez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria.

Así, el sindicato se puso en contacto con los responsables de la Consejería de Educación para trasladarles la intención de Arasti Barca e intentar evitar la ejecución de un ERTE que contravenía a la decisión del Gobierno de Cantabria de mantener los contratos de las empresas adjudicatarias”, ha subrayado Conchi Sánchez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria.

Finalmente, tras las gestiones realizadas por CCOO se ha conseguido que la empresa no ejecute su plan y que los y las trabajadoras de este programa de refuerzo continúen con sus contratos, con sus salarios y que desempeñen su labor desde su casa de forma telemática.

El programa PROA lo ejecutan docentes externos a la Consejería de Educación que, en colaboración con los equipos docentes de los centros educativos, ayudan al alumnado con mayores dificultades a superar con éxito los estudios.

“Se trata de una labor poco visible, poco valorada y poco retribuida y que, sin embargo, es esencial para muchos alumnos y alumnas y también para sus familias pues se logra la equidad y la inclusión de todos en el sistema educativo”, ha añadido Sánchez, para quien el caso de PROA es un nuevo éxito de la lucha sindical que desde CCOO se viene realizando desde el inicio de la crisis del COVID-19 y que demuestra como la negociación es esencial para el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.