CCOO denuncia que el Gobierno de Cantabria no tiene ni las medidas de organización ni de seguridad necesarias para la reincorporación del personal

  • La Sección Sindical de CCOO ha criticado que no se ha negociado con el Comité de Seguridad y Salud ningún protocolo ni un plan específico para la vuelta al trabajo
  • Carmelo Renedo: “Revilla no puede exigir a bombo y platillo que se abran centros y se pongan en marcha actividades cuando no ha hecho nada para garantizar la seguridad de las personas”

06/05/2020.
Carmelo Renedo, delegado de CCOO en el Gobierno de Cantabria, en rueda de prensa

Carmelo Renedo, delegado de CCOO en el Gobierno de Cantabria, en rueda de prensa

La Sección Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en el Gobierno de Cantabria, a través de su responsable, Carmelo Renedo, ha denunciado esta mañana en rueda de prensa que el Ejecutivo regional no ha adoptado las medidas de organización necesarias para la reincorporación de los empleados públicos a sus puestos de trabajo en la fase 1 de la desescalada que, a toda luces, comenzará en la región el próximo 11 de mayo.

Además, ha criticado que tampoco se ha establecido un protocolo ni un plan que recoja las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad obligatorias para garantizar la salud y la seguridad tanto de los y las trabajadoras que vuelven a sus centros de trabajo como en general de la ciudadanía que acceda a dichas dependencias.

Renedo ha enfatizado en el nivel de colaboración que desde el inicio de la pandemia ha mostrado la representación sindical, colaborando y solucionando los problemas que desde el Gobierno se les iba planteando pero ha lamentado que en las últimas semanas la comunicación se ha cerrado por parte del Ejecutivo, que ni siquiera se ha pronunciado a los diferentes escritos que se les ha enviado desde CCOO reclamando datos ajustados a la realidad, y no parciales, sobre el número de contagiados en los centros de mayores de la Comunidad Autónoma y ha lamentado que tampoco ha habido reuniones del Comité de Seguridad y Salud para adoptar las medidas necesarias.

“Hemos pedido que se cumplan las normas y que haya un protocolo para todas las Consejerías y para todos los servicios públicos con el objetivo de que todo el personal tenga las mismas condiciones y las mismas garantías de que están protegidos ante el COVID-19. Queremos un protocolo que se ajuste a cada puesto de trabajo porque cada uno es diferente y requiere unas medidas concretas. No obstante, la realidad es que las distintas consejerías están llamando a su personal sin ningún tipo de criterio ni de previsión”, ha subrayado Carmelo Renedo.

La Sección Sindical de CCOO en el Gobierno de Cantabria ha exigido que se paralice todo tipo de reincorporación hasta que los responsables de la Administración se sienten a negociar un protocolo de salud y seguridad con los delegados de Prevención porque los empleados y empleadas públicas del Ejecutivo regional están deseando volver a sus puestos de trabajo pero quieren hacerlo en condiciones óptimas. “Sabemos que hay una gran demanda social de ayudas y subvenciones que hay que poner en marcha y que no se pueden tramitar o llevar a efecto en estos momentos pero es fundamental que haya unas medidas organizativas y de seguridad y salud claras para que puedan volver a sus puestos y a sus tareas de forma responsable”, ha dicho Renedo.

Datos parciales de contagiados

Desde CCOO se ha puesto de manifiesto que no hay Equipos de Protección Individual (EPIs) suficientes para todos, “ni tan siquiera en las residencias de mayores”, ha apuntado el responsable de CCOO, que responsabiliza de la caótica situación al presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla, y al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez. En este sentido, ha señalado al CAD de Sierrallana y al centro de mayores de Laredo como “importantes focos de infección” de los que no se conocen las cifras reales “porque nos aportan datos parciales”. Sin embargo, “sabemos de boca de los propios trabajadores y trabajadoras que el número de contagiados es mayor”, ha apuntado, y ha relatado que en estos momentos en el CAD de Sierrallana hay 55 trabajadores infectados y 47 residentes, “y se siguen contagiando”, ha dicho.

Renedo ha criticado duramente que Miguel Ángel Revilla se dedique “a anunciar a bombo y platillo que él reclama que se abran ciertos centros y se pongan en marcha algunas actividades cuando no han hecho absolutamente nada para dotar esos lugares de las medidas de seguridad y de organización necesarias. Es el ejemplo de Cabárceno, que no tiene ningún plan para ver en qué condiciones se abren esas instalaciones. Si se cumplen los plazos que han dado se van a convertir en focos de infección porque no hay resoluciones concretas ni claras, todo son ideas sin fundamento”.

Por todo ello, Renedo ha anunciado que harán todas las denuncias que sean necesarias ante la Inspección de Trabajo pero, al tiempo, ha criticado que este organismo se está convirtiendo en estos momentos “en un mero trámite administrativo, en un formalismo” pues los inspectores “ni siquiera acuden a los centros de trabajo a comprobar in situ qué es lo que está pasando”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.