CCOO pide a los grupos políticos del Parlamento de Cantabria corresponsabilidad y unidad para enfrentar a un enemigo que es global

  • Carlos Sánchez ha insistido en que lo primero es la salud de las personas y ha reiterado que la crisis ha puesto de manifiesto el valor del trabajo y el peso que tiene en la sociedad
  • El secretario general del sindicato en la región ha reivindicado el papel fundamental del Diálogo Social y ha subrayado la importancia que tiene el acuerdo firmado para la primera fase de la reconstrucción

08/05/2020.
Carlos Sánchez, secretario general de CCOO de Cantabria, comparece en la Comisión Parlamentaria de Coronairus.
Foto: Joaquín Gómez Sastre

Carlos Sánchez, secretario general de CCOO de Cantabria, comparece en la Comisión Parlamentaria de Coronairus. Foto: Joaquín Gómez Sastre

El secretario general de Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO), Carlos Sánchez, ha pedido a los grupos políticos del Parlamento de Cantabria corresponsabilidad y unidad para enfrentar a un enemigo que es global y para ponerse al servicio de las personas. “No podemos estar divididos porque el ataque es global y, al igual que los agentes sociales hemos hecho un esfuerzo por entendernos con las empresas, la clase política también se tiene que poner a remar en la misma dirección” para que la crisis derivada de la pandemia se quede en un “problema coyuntural” y no se convierta en un “problema estructural” como ya ocurrió con la crisis de 2008, ha apuntado.

Junto a su homónimo en UGT Cantabria, Mariano Carmona, y el presidente de la CEOE, Enrique Conde, Sánchez ha intervenido esta mañana en la Comisión especial no permanente para el estudio y seguimiento de la situación derivada de la crisis del coronavirus (COVID-19) del Parlamento de Cantabria.

El secretario general de CCOO de Cantabria ha insistido en que el sindicato, desde el inicio de la crisis, ha priorizado en “la necesidad de poner lo importante por delante y dejar lo accesorio y las diferencias fuera del tablero”. En este sentido, ante esta situación tan excepcional, el sindicato ha apostado porque lo primordial era “salvar a las personas, porque lo principal es la salud, y después el empleo y las empresas”, ha manifestado.

Durante su intervención, Sánchez ha reivindicado el papel y la función imprescindible del Diálogo Social y ha subrayado la importancia que tiene el acuerdo firmado entre Gobierno de Cantabria, patronal y los dos sindicatos mayoritarios. “Hemos construido un acuerdo para la primera fase de reconstrucción porque es importante la unión para que los efectos de esta situación no sean tan dañinos como apuntan”, ha dicho, y ha insistido en que “no se trata de un Plan de Choque, ese es el del Ejecutivo cántabro, se trata de un acuerdo que suma 90 millones de euros y donde más de la mitad de ese dinero es para el ámbito sanitario, un 13% para las medidas sociolaborales y el resto es para las empresas”.

Para el secretario general de CCOO de Cantabria, “ahora no es el momento de las críticas, esas vendrán después, pero si algo nosotros ya sabíamos y ahora con esta situación se ha puesto de relieve es el valor insustituible del trabajo y de su peso en la sociedad. Los trabajos menos valorados y peor retribuidos han sido los que a través de un Decreto han sido esenciales y, de igual forma, también se ha puesto en valor el papel de los servicios públicos”.

Aunque lo ideal sería volver cuanto antes a los puestos de trabajo, retornar a la normalidad, desde el sindicato se ha abogado por no poner en riesgo la salud de los y las trabajadoras y que la desescalada se haga de forma escalonada, sin prisas pero sin pausas, con protocolos de actuación claros y garantías para la vuelta desde la prudencia.

Además, Sánchez ha recalcado que esta crisis ha evidenciado la necesidad de una buena fiscalidad, de los impuestos para garantizar unos servicios públicos de calidad, y de la urgencia de contar con un modelo fiscal distinto al actual “porque los recursos son finitos, todos recurrimos a Papá Estado pero la luz está encendida y alguien tiene que pagar la factura” ha señalado.

Por último, el secretario general de CCOO de Cantabria ha reconocido que pasaremos por tiempos difíciles y que la salida de esta crisis será complicada pero ha alabado que, a diferencia de la crisis de 2008, lo que entonces fueron ERE (Expedientes de Regulación de Empleo), ahora son ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), que tienen como cometido que no se destruya empleo. “Los ERTE suponen un gran escudo a diferencia de los ERE de entonces, que ocasionaron un agujero muy preocupante de precariedad y donde el mercado de trabajo sufrió un vuelco del que a día de hoy aún estamos recuperándonos”, ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.