El Hospital Virtual Valdecilla sigue el patrón de la Fundación Marqués de Valdecilla y tampoco reconoce los derechos laborales de su plantilla

  • De los once trabajadores en plantilla, sólo son dos fijos mientras que nueve encadenan constantemente contratos eventuales para acometer el trabajo estructural de la empresa pública
  • La Federación de Servicios a la Ciudadanía ha presentado demanda de ocho de los nueve trabajadores temporales ante el fraude de ley que supone el encadenamiento de sus contratos y exigen su reconversión en indefinidos

25/05/2020.
Hospital Virtual Valdecilla

Hospital Virtual Valdecilla

La situación laboral de gran parte de las plantillas de las fundaciones y empresas públicas dependientes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria es demencial, con situaciones precarias y personal eventual que tendría que ser indefinido desde hace años. La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria lleva tiempo denunciando las condiciones de muchos de sus trabajadores y trabajadoras y, ante la ausencia de diálogo o de negociación con los responsables, se han visto obligados a judicializar muchos de los casos.

A la demanda presentada por cerca de una treintena de trabajadores de la Fundación Marqués de Valdecilla ante el Órgano de Resolución de Conflictos Laborales Extrajudiciales (ORECLA), cuyo acto de conciliación concluyó hace unos días sin avenencia, se ha sumado la demanda presentada por ocho de los nueve trabajadores temporales del Hospital Virtual Valdecilla, que reclaman su reconversión en indefinidos tras encadenar en fraude de ley contratos eventuales. El acto de conciliación, tal y como sucedió hace días con el de la Fundación Marqués de Valdecilla, ha seguido el mismo patrón y ha concluido sin avenencia ante la ausencia de negociación por parte de los responsables de la empresa pública.

“Es bochornoso que una entidad como el Hospital Virtual Valdecilla, pionero en el mundo, desde el que se impulsa la mejora de la sanidad y los profesionales sanitarios, que cuenta incluso con programas en los que participan profesionales de todo el mundo, tenga a sus trabajadores y trabajadoras en una situación tan precaria, sin convenio colectivo, con salarios que en algunas categorías se sitúan en el entorno del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y encadenando contratos como eventuales cuando en realidad ya tendrían que estar considerados como indefinidos”, ha subrayado Carmelo Renedo, responsable de Empresas Públicas de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO.

De los once trabajadores que hay en plantilla, sólo dos son fijos mientras que de los nueve restantes, eventuales, ocho han presentado una demanda para acabar con una situación laboral insostenible y donde ven mermados sus derechos. Concretamente, se trata de profesionales imprescindibles para el desarrollo de la actividad del Instituto que realizan desde tareas administrativas hasta las relacionadas con el desarrollo de la ingeniería necesaria para las actividades formativas o lo más específico de la técnica sanitaria.

“Solicitamos una reunión con Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad, para intentar dar una solución a esta situación pero su respuesta fue la de avalar el mantenimiento de esta situación que no nos ha dejado otra salida que judicializarlo. El consejero es el responsable directo de esta irregularidad y sigue sin hacer absolutamente nada porque cambien las cosas y se reconozca la labor y se respeten los derechos laborales de la plantilla”, ha subrayado Carmelo Renedo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.