CCOO denuncia que la lavandería industrial Elis quiere seguir con un ERTE injustificado para cerrar en Cantabria y llevarse el trabajo al País Vasco

  • El personal de la empresa, unos 50, lleva dos meses en ERTE pero hasta que abran los alojamientos turísticos sigue trabajando para centros residenciales y hospitalarios de Asturias y Cantabria
  • La Federación de Construcción y Servicios ha anunciado que tomará las medidas necesarias si no se acercan posturas en la reunión que los representantes sindicales mantendrán con la empresa el jueves

25/05/2020.
Lavandería

Lavandería

La Federación de Construcción y Servicios de Comisiones Obreras de Cantabria en Cantabria (CCOO) ha denunciado la mala praxis de la empresa de lavandería industrial ELIS, en Cabezón de la Sal, que quiere mantener a su plantilla en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de diciembre y de forma injustificada, y con el único propósito de llevarse la actividad a la empresa que tienen en Bilbao.

Para la federación, es intolerable que la gerencia de la empresa quiera actuar con tan mala fe, aludiendo a que en Cantabria no hay apenas trabajo cuando lo cierto es que el medio centenar de trabajadores y trabajadoras de la empresa está actualmente desempeñando su labor para dos centros residenciales en Cantabria (Orpea y Vitalitas) así como en centros hospitalarios de Asturias (Medicina Asturiana y Jove) a expensas que ahora ya, en la fase 2 de la desescalada, los restaurantes y hoteles comiencen a retomar su actividad.

Además, lavandería Elis no se compromete a reanudar su actividad el 1 de enero de 2021, por lo que los representantes sindicales en la empresa han señalado que es evidente que el objetivo de la gerencia de la empresa es el cierre definitivo, perdiéndose 50 puestos de trabajo, para llevarse el trabajo a la empresa de Bilbao y sacar así a los y las empleadas de la comunidad vecina del ERTE al que también están ahora sometidos.

La gerencia de Elis ha apuntado que el cierre viene motivado por la falta de trabajo pero los responsables sindicales han considerado que esta causa no es objetiva y que la empresa es rentable, más cuando se está comenzando a reanudar la actividad turística y hostelera.

La empresa, que el próximo jueves celebrará una nueva reunión con los representantes sindicales, se muestra intransigente a cualquier propuesta y desde CCOO de Construcción y Servicios ya se ha anunciado que se tomarán las medidas necesarias para garantizar el mantenimiento de Elis en Cabezón de la Sal. “No vamos a permitir que se haga política con nuestro trabajo ni que se lleve a otro territorio una labor que es rentable y que venimos realizando en Cabezón de la Sal”, han subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.