CCOO exige a ADIF que realice las inversiones que sean necesarias para garantizar el actual servicio en Cantabria

  • El sindicato acusa a la empresa pública del abandono del ferrocarril en la región
  • Consideran que la solución a muchos de los problemas estaría en un mantenimiento constante de las instalaciones que ahora se hace imposible por la falta de personal

06/06/2020.
Estación de ferrocarril de Treceño

Estación de ferrocarril de Treceño

La Sección Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en ADIF ha instado a la empresa pública a realizar todas las inversiones que sean necesarias para garantizar el actual servicio en Cantabria, un servicio que, a juicio de los representantes de los y las trabajadoras, cada día está más abandonado y que, de seguir así, se convertirá en un perjuicio para los usuarios y usuarias que a diario eligen el ferrocarril como medio de transporte pero también en los tiempos del transporte de mercancías.

Esta nueva denuncia pública viene a colación de un escrito que les ha enviado la empresa con las estaciones de Unquera y Treceño como protagonistas, y donde ADIF reconoce irregularidades en el estado de las transmisiones mecánicas, que son las que permiten realizar los cruces de circulaciones en dichas estaciones y que no cumplen con las normas y protocolos establecidos.

Ante este problema, y a la espera de que pueda ser solucionado, la empresa ha comunicado a la Sección Sindical de CCOO la decisión de cerrar estas dos estaciones y reorganizar al personal, un total de cinco trabajadores, en otros lugares.

El sindicato ha lamentado la decisión unilateral que ha tomado ADIF, sin ni siquiera haber trabajado una posibilidad de solución. De hecho, para CCOO la solución al problema requeriría una inversión mínima pues lo único que es necesario es un mantenimiento constante del sistema, un mantenimiento, que han denunciado, ahora no es posible porque la empresa no tiene el personal suficiente para dedicarse a estas tareas que evitarían que problemas como los que ahora acontecen en estas dos estaciones. “Sólo es necesario un mantenimiento del sistema que ahora es impensable porque no contamos con el mínimo de personal necesario”, argumentan los representantes de los y las trabajadoras.

Además, desde CCOO se ha destacado que el cierre de las estaciones de Treceño y Unquera por tiempo indefinido dificultará la circulación simultánea de trenes en la vía, ya que se alarga el tramo de vía en el que los trenes pueden realizar los cruces hasta más de 50 kilómetros. De este modo, este aumento de los tramos no sólo imposibilita los cruces de trenes sino que también hace imposible que se puedan solucionar las posibles incidencias si estaciones como la de Unquera y Treceño están cerradas, generando retrasos en los transportes.

No sólo eso. La decisión de ADIF generará una pérdida en la calidad del servicio que repercutirá, de igual modo, en los viajeros pues no hay que olvidar que la línea Santander-Oviedo es una línea altamente estacional, que aumenta considerablemente el transporte de viajeros en la época estival con los desplazamientos de las personas a las playas.

“Si ADIF no prioriza a los viajeros y no garantiza un buen servicio se hace evidente el deterioro de un transporte público de calidad y hace que la ciudadanía busque otras alternativas más viables para sus desplazamientos”, ha añadido Manuel Celis, responsable de CCOO en el sector ferroviario en Cantabria.

En este sentido, CCOO ha lamentado que una empresa pública como ADIF vaya a lo suyo sin tener en cuenta que presta un servicio esencial para la ciudadanía y para el transporte de mercancías y ha criticado que ni siquiera hayan acudido a las convocatorias de la Mesa del Ferrocarril creadas por el Parlamento de Cantabria para analizar la situación del sector ferroviario en nuestra región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.