El valor de CCOO: logros sindicales en tiempos de pandemia

    La mejora en las condiciones de multitud de ERTE, o la paralización de otros; mejores condiciones laborales en empresas que no cumplían con las medidas de seguridad y salud establecidas; retribuciones adicionales al salario como compensación al esfuerzo de los y las trabajadoras; cierre del comercio en Jueves Santo o acuerdos para facilitar el transporte a los profesionales sanitarios y sociosanitarios son ejemplos de lo que ha conseguido la acción sindical y la negociación

    10/06/2020.
    Comisiones Obreras de Cantabria

    Comisiones Obreras de Cantabria

    La crisis generada por la COVID-19 ha puesto sobre la mesa cuestiones socialmente importantes que pasaban desapercibidas pero que se han convertido en esenciales e imprescindibles. A la necesidad de potenciar e invertir en unos servicios públicos de calidad, de reconocer la labor de las y los profesionales de la sanidad o la de alabar y poner en valor la de los y las trabajadoras de los denominados servicios esenciales hay que sumar el trabajo que se hace desde el sindicalismo de clase.

    Sindicalistas, delegados y delegadas que durante la pandemia están demostrando el valor de la acción sindical, que se ha materializado en importantes logros que han contribuido a mejorar las condiciones laborales y sociales de la clase trabajadora, evitando, en muchos casos, que se conviertan de nuevo en las principales víctimas de la crisis económica derivada de la COVID-19. Ellos y ellas, compañeros y compañeras, también se han merecido un aplauso porque con su esfuerzo, su tesón y su lucha han conseguido conquistar derechos laborales y sociales para todos y todas.

    Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO), ahora que ha retomado la atención presencial en sus distintas sedes, siempre con cita previa y cumpliendo con las limitaciones de aforo y las medidas higiénicas y de seguridad marcadas por el Servicio de Prevención, no quiere olvidarse de quiénes han trabajado porque la crisis tuviera el mínimo efecto negativo entre la clase trabajadora. Sindicalistas, delegadas y delegados o personas afiliadas a las que el sindicato no ha dejado de agradecer el esfuerzo y sus logros, algunos destacados éxitos que harán más llevadera la situación laboral y económica de muchos hogares de Cantabria.

    Los hay generales, particulares y específicos pero, sin duda alguna, si hay uno que beneficiará a buena parte de las personas afectadas laboralmente por la pandemia, ese es el acuerdo alcanzado en el marco del Diálogo Social por CCOO, UGT, CEOE y Gobierno de Cantabria, con medidas como la ayuda de 200 euros que se abonará a los y las trabajadoras afectados por ERTE, las ayudas al alquiler de vivienda o aquellas destinadas a quiénes se han visto obligados a reducir su jornada laboral o a pedir una excedencia para dedicarse a los cuidados de familiares.

    Se trata de una primera fase de medidas impulsadas por CCOO que seguirán complementándose en el Consejo del Diálogo Social, pero que ya están publicándose en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y materializándose, porque tal y como dice nuestro secretario general, Carlos Sánchez, “es más frustrante que las ayudas no lleguen a las personas que no existan”.

    Por eso, es el momento de dar valor y resaltar la importancia de las Comisiones Obreras, de su afiliación y, especialmente de sus delegados y delegadas que, día a día, han aunado esfuerzos por combatir no sólo la pandemia sino también las desigualdades y los despropósitos de algunas empresas que han querido aprovecharse de la crisis para hacer más precaria la situación de muchos y muchas trabajadoras.

    La necesidad de estar organizados sindicalmente se hace más que evidente para salvaguardar los intereses comunes. Así, se han paralizado posibles ERTE en diferentes empresas que prestan servicios para las administraciones públicas. Es el caso de Clece, la adjudicataria del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Torrelavega, administración que estuvo a punto de suspender el servicio y que finalmente dio marcha atrás.

    Tampoco acabaron presentando ERTE tres de las empresas que prestan sus servicios en el Instituto Municipal de Deportes de Santander, y que podría haber afectado a una plantilla compuesta por 128, ni la empresa que gestiona el PROA de la Consejería de Educación, mientras que las condiciones acordadas en otros, como el ERTE de Textil Santanderina, se han visto claramente mejoradas para el personal por la negociación y la acción sindical llevada a cabo por nuestra representación sindical.

    Además de paralizar algunos ERTE que no tenían justificación ni razón de ser, la acción sindical ha dado sus frutos en lo que a mejoras de las condiciones laborales de miles de personas en la región se refiere. Nuestros representantes sindicales en el Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Santander (TUS) reivindicaron y consiguieron que sus reclamaciones de limpieza y seguridad de la flota se tuvieran en cuenta no sólo para la plantilla sino también para las personas usuarias que, pese al confinamiento, han tenido que seguir utilizando los autobuses. También es de destacar la lucha de Digitex o Aon Mobile, las teleoperadoras, para conseguir las medidas de seguridad que establecen los protocolos, tanto de teletrabajo y distancia como de higiene o utilización de material.

    En las residencias de mayores, tras las respectivas denuncias ante la Inspección de Trabajo, se ha conseguido que el lavado de los uniformes corra a cargo de la empresa o que las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio estén equipadas con los Equipos de Protección Individual (EPIs) obligatorios.

    La lista de logros no ha parado de crecer durante el Estado de Alarma, fruto del incansable trabajo realizado desde un sindicato que ha dejado bien claro desde el principio que su leit motiv es estar al servicio de la clase trabajadora.

    Conseguir que el comercio no abriera en Jueves Santo, que los autobuses de Alsa recuperaran frecuencias y transportaran de forma gratuita a los profesionales de la sanidad a los hospitales, la retribución extra que ya se ha abonado dos meses a la plantilla de algunos supermercados o que el personal sanitario y sociosanitario afectado por la COVID-19 sólo se reincorpore a su puesto tras una prueba negativa también forman parte de un listado de asuntos que han beneficiado a muchas personas.

    CCOO ha reaccionado desde el primer minuto a las consecuencias que podrían derivarse de la pandemia visitando centros de trabajo, facilitando modos de contacto e incluso habilitando una línea 900 gratuita para asesorar, ofrecer información, ayudar y responder las dudas de todos y todas las trabajadoras.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.