CCOO lamenta los dramáticos efectos de la pandemia sanitaria en el empleo de la región

  • Para el sindicato, el desorbitado aumento del paro, la pérdida de población activa y de personas asalariados son un golpe demoledor para Cantabria cuando enfrenta un año muy difícil
  • Laura Lombilla: “Nos encontramos ante un trimestre espantoso para el empleo, que requiere planes de actuación urgente para paliar los efectos de esta crisis y reactivar nuestro mercado laboral”

28/07/2020.
Oficina del Servicio de Empleo

Oficina del Servicio de Empleo

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha señalado hoy que la Encuesta de Población Activa (EPA) del Segundo Trimestre de 2020 supone un golpe demoledor para la región, que enfrenta un año muy difícil en lo que al empleo se refiere. Unos datos que ya reflejan claramente los dramáticos efectos de la pandemia sanitaria provocada por la COVID-19 sobre el mercado laboral.

El sindicato ha lamentado “el desorbitado incremento de personas paradas, 10.900, que suponen un 45% más respecto al mismo trimestre de 2019 y que hace que Cantabria sufra un incremento del desempleo diez veces superior a la media nacional”. Todo ello a pesar del efecto amortiguador que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han tenido frente a una mayor pérdida de empleo que podría haberse generado con el parón de actividad. CCOO ha recordado que la cifra no refleja a los trabajadores y trabajadoras afectadas por ERTE, pues a estas personas se les engloba dentro de la categoría de ocupados.

Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, ha apuntado que “además del incremento del paro tenemos que lamentar que todos los sectores productivos, sin excepción, han sufrido la pérdida de personas asalariadas. Con unas cifras que podían haber sido mucho peores de no haberse negociado los ERTE, y que ponen en valor el reciente acuerdo entre CCOO, UGT, CEOE y Gobierno para su prórroga”. Lombilla incide en que “a pesar del gran número de ERTE negociados, “nos encontramos ante un trimestre espantoso para el empleo, que requiere de planes de actuación urgente para paliar los efectos de esta crisis y reactivar nuestro mercado laboral”.

CCOO ha destacado también la urgente necesidad de mejorar la calidad del empleo, que en Cantabria ya adolecía de una alta precariedad que ahora se ha acrecentado con una importante pérdida de empleos indefinidos y de empleos con jornada a tiempo completo respecto al mismo trimestre del 2019 (-21.800 empleos indefinidos y -15.900 empleos con jornada a tiempo completo).

Cantabria también adolece de una importante pérdida interanual en cuanto a personas ocupadas se refiere, cifra que, según CCOO, a todas luces sería mayor de no haberse generado planes de apoyo al empleo autónomo, cuya estadística refleja un incremento de 2.800 personas respecto al año anterior, frente a la importante pérdida de personas asalariadas.

Lombilla ha reiterado que esta EPA deja ver los dramáticos efectos de la pandemia sanitaria en el empleo de la región, y ha instado al Gobierno de Cantabria a agilizar los acuerdos de la Segunda Fase del Diálogo Social teniendo en cuenta las propuestas sindicales, incidiendo en que estos deben tener el soporte económico necesario en los presupuestos de Comunidad Autónoma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.