La Consejería de Universidad, Igualdad, Cultura y Deporte propicia el riesgo de contagio de COVID-19 en los centros culturales y cuevas prehistóricas de Cantabria

  • La Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD) ha ampliado el aforo permitido en los centros culturales y cuevas en contra de la normativa
  • “Entendemos que estas medidas cumplen exclusivamente afán propagandístico y recaudatorio por parte de la Consejería”, señalan los representantes de CCOO en la SRECD

18/08/2020.
Palacio de Sobrellano, en Comillas.

Palacio de Sobrellano, en Comillas.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de Comisiones Obreras de Cantabria ha denunciado la decisión de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD) de aumentar el aforo máximo permitido de visitantes en los centros culturales y cuevas prehistóricas de la Comunidad.

Esta medida, como señala la sección sindical de CCOO en la SRECD, contradice la nueva normativa del Gobierno de Cantabria, publicada en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) del 15 de agosto –es una modificación del BOC del 18 de junio de 2020-, que establece las medidas a seguir a raíz de la pandemia de COVID-19.

Como consecuencia del incumplimiento de alguna de estas medidas, y como declaran los delegados de CCOO en la SRECD, “se potencia el riesgo de contagio tanto de los y las trabajadoras como de los y las visitantes”.

Este riesgo aumenta, además, gracias a la naturaleza del entorno en el que se mueven estos guías y visitantes. Estos centros culturales y cuevas carecen de ventilación y el espacio, generalmente, es reducido, por lo que es imposible respetar la distancia de seguridad interpersonal de un metro y medio. “Estos lugares son el escenario perfecto para la propagación del virus”, destaca el sindicato.

En casos como el del Palacio de Sobrellano, en Comillas, se permiten aforos incluso de veinte personas con espacios de tiempo muy reducidos –de 30 minutos-, lo que hace imposible cumplir la distancia de seguridad. En los centros de campo, como el Domus de Julióbriga, se permiten aforos de doce personas.

“Entendemos que estas medidas cumplen única y exclusivamente afán propagandístico y recaudatorio por parte de la Consejería, adoptando medidas irresponsables que, en los tiempos que corren, nadie entiende”, señalan los miembros de la sección sindical de CCOO.

El sindicato insiste en la necesidad de revertir esta situación “a la mayor brevedad posible”, como reza su escrito remitido al Director General de la SRECD el pasado 13 de agosto. De lo contrario, la sección sindical acudirá a la Inspección de Trabajo y a la Dirección General de Salud Pública con el objetivo de que se adopten las medidas pertinentes.

“No permitiremos que se ponga en riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras y de los y las visitantes”, sentencian los sindicalistas.

Las otras reclamaciones de la FSC

La limitación de aforo de acuerdo a la normativa no es la única reclamación que el sindicato ha hecho en relación a las medidas para evitar los contagios de COVID-19 en las actividades culturales de Cantabria.

La sección sindical en la SRECD solicitó, sin respuesta por parte de la entidad, el cumplimiento de las medidas de higiene adoptadas en el BOC del 18 de junio de 2020 para reforzar la limpieza y desinfección de los lugares comunes utilizados tanto por los y las trabajadoras y visitantes.

Además, el uso de mascarillas FFP2 es obligatorio solo en cuevas, tras haberlo solicitado el sindicato. En centros culturales, sin embargo, los guías continúan trabajando con mascarilla quirúrgica y pantalla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.