La alta ocupación en el sector turístico no genera más puestos de trabajo y no amortigua la situación del mercado laboral en Cantabria

  • Laura Lombilla, Secretaria de Empleo de CCOO: “se ha vuelto a demostrar que prima el empleo estacional y altamente precario”
  • Los ERTE demuestran un mes más su utilidad para evitar despidos y mantienen a 14.933 personas acogidas

02/09/2020.
Evolución demandantes de empleo enero-agosto 2020. Fuente: SCE

Evolución demandantes de empleo enero-agosto 2020. Fuente: SCE

Comisiones Obreras de Cantabria ha valorado hoy los datos de desempleo del mes de agosto, que ha publicado el Servicio Cántabro de Empleo y que registra, esta vez, la cifra de 38.944 personas sin empleo en la Comunidad.

En Cantabria ha descendido el desempleo en 763 personas respecto al mes anterior y, aunque el paro desciende en todos los sectores de actividad, como habitualmente sucede, “el único descenso significativo se ha producido en el sector servicios, pese a que las cifras son todavía muy inferiores respecto a años anteriores”, señala Laura Lombilla, Secretaria de Empleo de CCOO, que lamenta “el incremento de 6.996 parados en el último año”.

La bajada del paro, sin embargo, no se ha visto acompañada de un incremento de la contratación. El descenso en la contratación indefinida, aunque los datos en Cantabria son mejores que en el resto del país, es muy acusado y “es el tema que más nos preocupa”, recalca Lombilla.

Respecto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), los datos siguen evidenciando los efectos positivos de los acuerdos a los que Gobierno y sindicatos han llegado durante estos meses.

En el mes de agosto, 14.933 trabajadores y trabajadoras están acogidas a la suspensión de empleo, 560 personas menos que en el mes anterior. Lombilla insiste en la necesidad de prorrogar esta medida, ya que “ha demostrado su utilidad para evitar despidos y, por lo tanto, amortiguan mayores daños personales”.

La precariedad del sector hostelero

Desde CCOO, “llevamos tiempo denunciando que el turismo no puede ser el único motor de crecimiento en Cantabria -insiste la Secretaria de Empleo-, ya que ni en condiciones de máxima ocupación como las vividas este verano en la región, se ha conseguido remontar nuestro mercado de trabajo, muy afectado por la pandemia de COVID-19”.

Laura Lombilla incide en su denuncia: “Se ha vuelto a demostrar que prima el empleo estacional y altamente precario”.

Si bien este verano el sector turístico ha llenado los establecimientos hoteleros y las terrazas y espacios públicos durante el mes de agosto, las estadísticas revelan que la contratación en el sector no ha sido proporcional y se ha contratado menos, pese a que las cifras de la temporada turística en Cantabria son una excepción a la debacle a escala nacional.

“Estamos preocupados ante el escenario de un otoño e invierno de mucha incertidumbre y una posible destrucción de puestos de trabajo”, remarca Lombilla.

Además, la Secretaria de Empleo concluye: “Hemos pasado de una crisis sanitaria a una crisis económica y social que posiblemente será más acusada en los próximos meses, al término del verano y con la pérdida del empleo estacional”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.