CCOO reclama al Gobierno más rectificaciones en el IMV, Me Cuida, accidente de trabajo por COVID y subsidio de desempleo

  • El Gobierno debe abordar urgentemente los puntos a mejorar respecto al Ingreso Mínimo Vital, el plan Me Cuida, la naturaleza de enfermedad profesional de la COVID19 o el derecho al "contador a cero" en las prestaciones por desempleo

24/09/2020.
Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Pese a los avances registrados en estas materias, el escaso nivel de transparencia e interlocución social en el Ingreso Mínimo Vital; la falta de dotación económica del plan Me Cuida para hacerlo más eficaz; el no reconocimiento de la naturaleza de enfermedad profesional de la COVID19, o el derecho al “contador a cero” en las prestaciones por desempleo de las personas que consumieron prestaciones durante el estado de alarma, son asuntos que el Gobierno debe abordar urgentemente.

En concreto, con respecto a las diferentes materias:

Ingreso Mínimo Vital

CCOO señala que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones mantiene, desde la propia génesis del Ingreso Mínimo Vital un nivel muy escaso de transparencia e interlocución social. También ahora, cuando sigue legislando para corregir parcialmente sólo algunos de los muchos problemas que presenta esta prestación, utilizando de nuevo la vía del Real Decreto-ley, en esta ocasión aprovechando el dedicado a regular el Teletrabajo dando rango de ley, este sí, a un acuerdo alcanzado en el ámbito del diálogo social.

El Ministerio de Seguridad Social debe corregir de inmediato la falta de transparencia a la que está sometiendo la gestión del IMV, del que no publica datos desagregados desde el 10 de agosto pasado, pese a los reiterados requerimientos de CCOO.

A juicio del sindicato resulta igualmente preocupante el impacto que la pandemia y la gestión del nuevo IMV está teniendo sobre el resto de prestaciones del sistema. Pese a la gestión ejemplar que siempre ha caracterizado al sistema de Seguridad Social, el conjunto de prestaciones tradicionales sigue registrando un importante retraso en la gestión (por ejemplo, se ha pasado de tramitar en una media de 10 días una pensión de jubilación a que la mayoría de provincias necesiten en torno a 30 días).

CCOO reclama a los responsables del sistema de Seguridad Social a que abran los espacios de Diálogo Social para resolver estos problemas de gestión, incrementen la precaria situación de recursos humanos que arrastra esta administración desde hace años y realicen la necesaria inversión tecnológica para garantizar la atención efectiva de todos los ciudadanos.

Me Cuida

CCOO saluda la prórroga aprobada ayer en Consejo de Ministros de estas medidas, era necesario, pero recuerda que la reducción de jornada por cuidados de familiares afectados por Covid resulta una medida insuficiente si no va acompañada de una prestación económica que compense la reducción de salario, cuando esta resulta la única opción posible.

En este sentido el sindicato lamenta el hecho de que en la primera oleada de Covid en el mes de marzo el gobierno no aceptase la propuesta de CCOO, coincidiendo entonces, justo es decirlo, con la posición del Ministerio de Seguridad Social para generar esta prestación económica. En el comienzo de la segunda oleada en septiembre hemos asistido a un incomprensible cruce de declaraciones contradictorias entre Ministerios generando expectativas que sin embargo se han visto por el momento insatisfechas.

Accidente de Trabajo por Covid en centros sanitarios y socio-sanitarios

CCOO saluda también la reposición del derecho al reconocimiento de accidente de trabajo de los casos de profesionales del sector sanitario y socio-sanitario contagiados por Covid. Esta cuestión está siendo objeto de reiteradas regulaciones y sucesivas correcciones siempre parciales. En un primer momento dando cobertura a las personas contagiadas entre el 28 de mayo y el 31 de julio, pero excluyendo al resto; en una segunda regulación ampliando a los contagiados después de julio, pero no a los que lo habían sido antes de finales de mayo; y después viendo derogada esta cobertura como consecuencia de la no convalidación del RDL 27/2020 de financiación local en el que se había incluido este derecho.

La nueva regulación aprobada ayer, de nuevo en una norma ajena a la medida, recupera el derecho y lo amplía, lo que es una buena noticia, aunque vuelve a incurrir en una corrección aún parcial: extiende la cobertura hasta las personas que se contagiaron a partir de la declaración de la pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, 11 de marzo de 2020, pero continúa excluyendo quienes se contagiaron antes de esa fecha, pese a que en enero de 2020 ya se registraba un exceso de mortalidad que presumiblemente podría asociarse a la primera oleada de Covid que se registró después.

De la misma forma, el derecho sigue dejando en situación de inseguridad jurídica al personal de apoyo de los centros sanitarios y socio-sanitarios (limpieza, comidas…) que está igualmente expuesto al contagio de la enfermedad.

Y, por último, sigue sin reconocerse la naturaleza de enfermedad profesional de estos contagios, pese a que el virus SARS-CoV2 que produce la Covid-19 sí está contemplado en los respectivos desarrollos reglamentarios que regulan esta contingencia.

Subsidio extraordinario de desempleo

CCOO viene reclamando que también tengan reconocido el derecho al “contador a cero” en las prestaciones por desempleo todas las personas que consumieron prestaciones durante el estado de alarma (3 meses y una semana desde 14 de marzo de 2020), para que tengan también una protección social equiparable, en este sentido, a la que han tenido las personas que se vieron incluidas en un ERTE.

El II Acuerdo Social en Defensa del Empleo, que dio lugar al RDLey 24/2020 previó esta situación, remitiéndolo a una negociación inmediata. Esta se desarrolló y la Mesa de Diálogo Social alcanzó un acuerdo con el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo en julio para, dando una solución diferente a la propuesta inicial, garantizar un nuevo subsidio extraordinario por desempleo durante 3 meses, equivalente a lo que estuvo en vigor el estado de alarma, a 550.000 personas que habían agotado o agotarían sus prestaciones desde el inicio del mismo. Sin embargo, a día de hoy, ese Acuerdo continúa sin hacerse efectivo por parte del Gobierno. Este Real decreto ley 28/2020 es una nueva oportunidad perdida.

Por ello, CCOO reclama al gobierno el cumplimiento de dicho acuerdo y que se regule a la máxima brevedad.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.