Comisiones Obreras de Cantabria | 22 abril 2024.

SERVICIOS A LA CIUDADANÍA

CCOO tacha de parche el nuevo modelo de atención al ciudadano que la Seguridad Social va a implementar en Cantabria

  • El sindicato ha criticado que si se aumenta la atención presencial pero se reduce la atención máxima dedicada a cada persona, se maquillan las cifras pero se sacrifica la calidad del servicio
  • Yasmina Flores-Gispert: “Hay que atajar el problema que tenemos de gestión interna porque falta plantilla y hay un gran retraso en los trámites, fiscalización y posteriores controles de prestaciones que debe hacer el INSS”

17/03/2023.
Dirección Provincial de la Seguridad Social en Cantabria

Dirección Provincial de la Seguridad Social en Cantabria

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha calificado como un parche el nuevo modelo de atención directa a la ciudadanía que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) va a implantar en toda España, incluida la Dirección Provincial de Cantabria, en unos días.

La federación en Cantabria, que ha remitido un escrito elevando su queja a la Dirección General del INSS, ha considerado que sólo servirá para atacar el problema en lo más visible pero que, sin embargo, seguirá mermando la calidad del servicio que, donde adolece, es de falta de personal para asumir la gestión y las cargas de trabajo de la tramitación y la gestión de los expedientes y prestaciones.

Las ‘Instrucciones de atención directa al ciudadano 2023’ que está recibiendo la plantilla de la Seguridad Social en la Dirección Provincial de Cantabria, y que son comunes para todo el territorio nacional, señalan que se va a alargar la jornada de atención presencial en media hora diaria, más otra media hora en los días que hay turno de tarde, mientras que la duración máxima de atención presencial va a pasar de 20 a 15 minutos por persona y la telefónica de 15 a 10 minutos.

Además, se vuelven a poner en funcionamiento las mesas de recepción y/u orientación y se abre la posibilidad de acudir sin cita previa a las personas con incidencia de la brecha digital y a las personas mayores de 65 años, “casualmente el perfil de la mayoría de las personas que acuden a las dependencias”, ha señalado Yasmina Flores-Gispert, responsable de CCOO del sector de la Administración General del Estado (AGE).

“Lo que no se han dado cuenta es que con estas medidas no se solucionan los problemas crónicos que afectan a nuestras plantillas y que van desde la pérdida progresiva de efectivos, al aumento de la edad media de las personas trabajadoras o al incremento de la complejidad de la atención e información presencial, telefónica y escrita, más bien al contrario, porque reduciendo la duración máxima de cada atención lo que hacemos es sacrificar la calidad del servicio”, ha subrayado Flores-Gispert.

Para la responsable de CCOO, “es un claro intento de maquillar las cifras de atención porque, claro, se atenderá a más gente, pero no se atajará el grave problema que tenemos de gestión interna, que no afecta a la información y recepción de solicitudes sino está más bien en la gestión, trámite, fiscalización y posteriores controles de prestaciones que debe efectuar el INSS”.

Para la federación, la gente vuelve a las oficinas de la Seguridad Social para saber cómo van sus trámites y expedientes porque pasan los meses y siguen sin resolverse y ahí es donde está el problema, falta personal y se colapsa el sistema.

Como ejemplo, han puesto el periodo de resolución del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que tarda 5 ó 6 meses o la deslocalización en el trámite de las pensiones, que ha supuesto que en Cantabria se pase de estar al día a sufrir retrasos y reclamaciones, estando la media en dos meses. “Eso sin contar con las reclamaciones previas y las revisiones en general, que tardan 6 ó 7 meses en gestionarse, y así sucesivamente en todas las solicitudes que realiza la ciudadanía”, ha apuntado Flores-Gispert.

Desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria, han denunciado la mala gestión llevada a cabo por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, así como manifestar su apoyo a todos los trabajadores y trabajadoras que día a día sufren y padecen ese mal hacer de la Administración, sin que por parte de los responsables se note ninguna medida eficiente al respecto, sino que lo único que hacen es incrementar cada vez más la presión hacia el personal.