Comisiones Obreras de Cantabria | 28 febrero 2024.

INDUSTRIA

CCOO señala que el acuerdo en Atunlo recoge la voluntad de la plantilla al buscar la solución menos lesiva para garantizar los pagos al personal

  • La Federación de Industria ha criticado que detrás de este cierre se esconda una reconversión cada vez más común en un sector que opta por fabricar en otros países y comercializar aquí
  • Alejandro Lirón: “Es una plantilla con muchas mujeres y con salarios muy bajos que no podían permitirse el lujo de estar atadas a la empresa sin cobrar varios meses y sin garantías de futuro”

18/01/2024.
Local de Atunlo en Santoña

Local de Atunlo en Santoña

La Federación de Industria de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha señalado hoy que el acuerdo alcanzado este miércoles en Atunlo entre la Dirección y el Comité de Empresa para el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la planta de conservas en Santoña ha priorizado el sentir de la gente y ha recogido la voluntad de los y las trabajadoras que, en asamblea, han decidido por unanimidad aceptar las medidas negociadas.

CCOO de Industria ha subrayado que la otra opción que se ponía sobre la mesa era el concurso de acreedores, lo que supone exponerte a estar atado a la empresa durante varios meses hasta que se resuelva, sin ninguna garantía de futuro y sufriendo porque vas a estar todo ese tiempo sin cobrar.

“Las 83 personas que trabajan en Atunlo no se pueden permitir esta situación porque hablamos de una plantilla muy feminizada, con muchas mujeres, que, además, tienen unos salarios muy bajos, con categorías al límite del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que no pueden permitirse el lujo de pasar a un concurso de acreedores que no sabes cómo acabará pero que sí sabes que va a provocar que estés unos cuantos meses sin cobrar”, ha apuntado Alejandro Lirón, negociador del acuerdo por parte de la Federación de Industria de CCOO en Cantabria.

Para la federación, lo importante era garantizar el bienestar de la gente, vinculado al Convenio de elaborados del Mar, y, aunque no les ha gustado nada el chantaje al que les ha sometido la empresa amenazando con el concurso de acreedores, han considerado que el acuerdo incluye algunas mejoras pactadas para las 83 personas que conforman la plantilla, como el incremento de la antigüedad en dos meses más para subir los cobros por los despidos, y que, además, se garantiza el cobro de los salarios y la indemnización correspondiente.

Además, se va a suscribir un convenio especial con la Seguridad Social para el personal mayor de 55 años y se va a crear una bolsa de empleo para que pueda optar a vacantes en otras empresas del grupo, entre otras.

Desde CCOO de Industria se ha subrayado que detrás de este cierre en realidad se esconde una reconversión que cada vez es más común en el sector conservero, que opta por comprar productos fabricados en otros países que después comercializan aquí. “Se están cargando la industria conservera y destruyendo miles de empleos de un trabajo que es muy artesanal y sinónimo de calidad. Seguro que esta empresa vuelve a surgir dentro de un tiempo pero, claro, los y las trabajadoras ya están en la calle”, ha criticado Lirón.