Comisiones Obreras de Cantabria | 28 febrero 2024.

ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

CCOO destaca la mejoría de los datos de la EPA con respecto a 2022 pero se muestra cauta ante las incertidumbres del mercado laboral

  • El sindicato ha subrayado que el último trimestre de 2023 deja 11.800 personas ocupadas más y 7.400 paradas menos que en el mismo periodo del año anterior
  • Laura Lombilla: “De todos modos vamos a permanecer alerta y no nos vamos a dejar llevar por triunfalismos porque desde el fin de la campaña estival percibimos un estancamiento en la evolución”

26/01/2024.
Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria

Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha destacado hoy, tras conocerse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 2023, la mejoría que arrojan los datos con respecto al mismo periodo del año anterior pero ha mostrado su cautela ante las incertidumbres del mercado laboral y la evolución de unas cifras que desde el fin de la campaña veraniega no han sido tan buenas en nuestra región.

De este modo, el sindicato ha valorado de manera positiva que haya 11.800 personas ocupadas más con respecto al último trimestre de 2023, que se unen a un descenso del paro de 7.400 personas, quedándose en 20.700, de las que 4.900 eran mujeres (un 66,22%) y donde las personas paradas de más de dos años han experimento una bajada de 4.300 personas (52% menos que el año anterior).

Además, CCOO ha señalado que también hay que incidir en el incremento del número de personas asalariadas en 12.500 con respecto al año anterior, y donde 12.000 de ellas pertenecen al sector privado y las 500 restantes al sector público.

“Son, por tanto, buenos datos pero no hay que olvidar que la EPA es una encuesta y que los datos oficiales del número de personas paradas que vemos mes tras mes nos está mostrando últimamente que estamos sobrepasando la barrera de las 30.000”, ha señalado Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, quién ha subrayado que “el incremento del número de personas asalariadas provenga principalmente del sector privado y que no sea sólo la Administración la palanca que impulse el empleo”.

Sin embargo, si se comparan los datos con los del tercer trimestre, que es el que tradicionalmente vierte mejores datos al coincidir con la temporada estival, la tendencia es a la inversa, pues se puede comprobar cómo el número de ocupados ha descendido en 4.300 personas, siendo significativo que 3.900 son hombres (90%) y que de las personas ocupadas se han reducido en 2.600 las asalariadas y en 1.600 las autónomas.

Para Lombilla, “desde el fin de la campaña estival estamos percibiendo un estancamiento en la evolución del mercado laboral y, por tanto, tenemos que estar alerta y analizar los datos de los próximos meses para ver si es algo coyuntural o estructural. No podemos dejarnos llevar por el triunfalismo mientras siga habiendo personas desempleadas en la región”.

Por otra parte, si se analizan las cifras de contratación, se observa, por una parte, la incidencia de la reforma laboral en el incremento de contratos indefinidos, con 11.300 más que en el mismo periodo de 2022, así como el aumento de las jornadas a tiempo completo, con 6.800 más.

Pero, si se compara con el tercer trimestre de 2023, se ha producido, según la EPA, un aumento de la parcialidad de las jornadas, con 1.600 más, frente al retroceso de 5.900 jornadas a tiempo completo.

“El fomento del empleo indefinido y de las jornadas completas, dos de los pilares básicos que sustentan la reforma laboral, están obteniendo sus frutos y claramente lo vemos reflejado en las cifras. No podemos quedarnos ahí sino que tenemos que seguir avanzando en mejorar las condiciones de las personas trabajadoras pues está claro que repercute en el bien común”, ha apuntado Lombilla, que ha recordado el último balance de negociación colectiva de 2023 presentado por CCOO que destaca que dicha negociación ha sido fundamental para la mejora de los salarios y, a su vez, para evitar la ralentización de la actividad.

“Esa es la senda que tenemos que seguir. Por eso, también es vital seguir trabajando para reducir el tiempo de trabajo. Se está demostrando que todos estos cambios que se están produciendo en los últimos meses, como las subidas del SMI, contribuyen al bienestar de todos y todas”, ha concluido Lombilla.