Comisiones Obreras de Cantabria | 22 abril 2024.

SERVICIOS

1.300 personas trabajadoras del sector financiero en Cantabria están convocadas al paro de dos horas del 26 de febrero

  • A nivel estatal el número de personas trabajadoras en el sector asciende a 152.000 personas
  • Exigen incrementos salariales acordes con los beneficios del sector y medidas de calado que mejoren un clima laboral cada vez más insostenible

23/02/2024.
FINANCIERO

FINANCIERO

Alrededor de 1.300 personas trabajadoras de Banca (675), Ahorro (572) y Cooperativas de Crédito (37) están llamadas en Cantabria a participar en la huelga parcial de 2 horas convocada por CCOO, UGT y FINE para el próximo lunes 26 de febrero, en horario de 8.00 a 10.00, y cuya cifra a nivel estatal asciende a más de 152.000.

Tras las manifestaciones en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, el próximo lunes las plantillas del sector, 80.000 de Banca, 55.000 de Ahorro y 17.000 de Cooperativas de Crédito, están convocadas a un paro de 2 horas para exigir a las entidades del sector financiero incrementos salariales acordes con los beneficios del sector y medidas de calado que mejoren un clima laboral cada vez más insostenible, en una escalada de movilizaciones que tendrá continuidad con la huelga de 24 horas convocada para el viernes 22 de marzo, fecha coincidente con la celebración de las Juntas de accionistas de Caixabank y Banco Santander.

Desde CCOO se califica esta huelga en el conjunto del sector como una movilización histórica, al no haberse producido nunca de forma simultánea en Banca, Ahorro y Cooperativas de Crédito: “Las trabajadoras y trabajadores del conjunto del Sector Financiero estamos convocadas para el próximo lunes 26 para retrasar 2 horas nuestra entrada y, con ello, avanzar 3 años en nuestro futuro”.

Desde CCOO “exigimos a las cúpulas directivas de un sector que ha batido todos sus récord de beneficios, y que sigue incrementando sus dividendos y los sueldos de sus cúpulas, que revierta esos beneficios en quienes los hacen posible: Con incrementos salariales justos, para recuperar el poder adquisitivo perdido, con medidas que mejoren un insostenible clima laboral, marcado por la presión comercial, las cargas de trabajo y el impacto sobre la salud, y con dotaciones adecuadas de plantilla para poder prestar un servicio de calidad a la clientela”.