Comisiones Obreras de Cantabria | 14 julio 2024.

HÁBITAT

CCOO denuncia que la adjudicataria de la limpieza en Sierrallana niega a la plantilla su derecho a la media hora de descanso fuera del edificio

  • La Federación de Hábitat de Comisiones Obreras en Cantabria ha señalado que la prohibición de Garbialdi responde a una decisión aleatoria sin sentido ni argumentación convincente
  • Roberto Caso: “Garbialdi incumple sistemáticamente el pliego de condiciones y no sólo maltrata a su plantilla sino que lastra la calidad de un servicio considerado esencial”

18/06/2024.
Concentración de la plantilla del Servicio de Limpieza de Sierrallana en 2022

Concentración de la plantilla del Servicio de Limpieza de Sierrallana en 2022

La Federación de Hábitat de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha denunciado hoy que Garbialdi, la empresa adjudicataria del servicio de limpieza en el Hospital Sierrallana de Torrelavega ha negado a la plantilla, compuesta por más de 80 personas, el derecho a disfrutar de la media hora de descanso que tienen en su jornada fuera del edificio sanitario.

Se trata, según la federación, de una decisión aleatoria y tomada sin ningún sentido, sin justificación que lo avale y que supone un atentado claro contra los derechos de las trabajadoras de este servicio, mujeres en su mayoría, que ha visto coartada su derecho a disfrutar de su descanso donde ellas estimen conveniente.

“Ha sido una orden dada de buenas a primeras, que no tiene ningún sentido y no responde a ningún argumento convincente”, ha apuntado Roberto Caso, secretario de Organización de la Federación de Hábitat de CCOO en Cantabria, que ha subrayado que “es un modus operandi muy común en esta empresa, que maltrata a su personal sin ton ni son y sin causas objetivas que les sirva de justificación”.

Al respecto, la federación ha recordado que no es la primera vez que Garbialdi atenta contra los derechos y las condiciones laborales de su personal y ha señalado que ha incumplido en más de una ocasión el pliego de condiciones.

“En plena pandemia reconoció incluso que sólo cumplía con el 80% del contrato”, ha indicado Caso, que no entiende “cómo la Administración permite a estas empresas seguir presentándose a concursos y adjudicaciones cuando está claro que merman no sólo las condiciones de los y las trabajadoras sino que también lastran la calidad de un servicio considerado esencial”.