CCOO lamenta el recurso judicial de la Universidad de Cantabria para evitar la mejora de las condiciones del personal docente e investigador

  • El equipo de gobierno de la UC ha recurrido la sentencia de la demanda interpuesta y ganada por CCOO
  • El sindicato reclamaba el derecho a solicitar la evaluación investigadora al PAD y lamenta ahora “la persistente oposición a evaluar los méritos investigadores de este colectivo, que no hace sino agravar y extender su situación de precariedad laboral”

29/07/2020.
Universidad de Cantabria

Universidad de Cantabria

El pasado mes de junio, Comisiones Obreras (CCOO) ganó la demanda interpuesta en el Juzgado Contencioso-Administrativo contra la Universidad de Cantabria (UC) en la que se solicitaba al equipo rectoral que el profesorado con carácter temporal, que incluye entre otros a Ayudantes y Ayudantes Doctores (PAD), le fuese reconocido en esta Universidad el derecho a solicitar su evaluación investigadora (sexenios).

El equipo de gobierno de la UC ha recurrido dicha sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria y la sección sindical de CCOO en la Universidad lamenta “la persistente oposición a evaluar los méritos investigadores a este colectivo, que no hace sino agravar y extender su situación de precariedad laboral”.

Además, destacan la existencia de abundante jurisprudencia que respalda sus reclamaciones. En este sentido, los derechos laborales que se reclaman ya son de obligada aplicación por diversas sentencias del Tribunal Europeo, el Tribunal Supremo y de numerosos tribunales de ámbito autonómico.

En abril de 2020, por ejemplo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado sentencia favorable a otra reclamación sobre el cobro de sexenios de investigación y quinquenios docentes por parte del personal con contrato temporal. De este modo, se reconoce el derecho a evaluar la actividad investigadora y a percibir el complemento salarial correspondiente.

Desde la sección sindical de CCOO se sigue denunciando la situación de este colectivo, “que tiene salarios eminentemente más bajos que los de otras universidades españolas, que están acreditados a figuras superiores a las que ejercen habitualmente y que tienen una edad media de más de 37 años”.

Según datos de la propia Universidad, a 31 de diciembre de 2019, la media de edad de PAD y de Profesor Ayudante está en 37,2 años y el 68% de los PAD se encuentra acreditado a figuras contractuales superiores de carácter permanente. Esto denota, destaca el sindicato, “que están muy lejos de poder ser considerados simplemente ‘personal en formación’, un eufemismo del todo injusto y utilizado como excusa para negarles el reconocimiento de los quinquenios y sexenios, entre otras cuestiones”. Además, en la Universidad de Cantabria los salarios de los PADs están por debajo de la media española para la misma figura y también son notablemente inferiores a los de otras universidades españolas de nuestro entorno más cercano, como los de la Universidad del País Vasco, Oviedo o La Rioja.

En este sentido, el sindicato ya ha reprobado con anterioridad que “la Universidad de Cantabria, con carácter general, les exige permanecer 5 años en esta figura contractual, el máximo legal permitido, al tiempo que les niega tanto la promoción en cuanto se acreditan, así como el acceso a complemento salariales como los quinquenios y los sexenios”. Como consecuencia, la Universidad de Cantabria, señalan, “alarga la temporalidad y la incertidumbre sobre este colectivo”.

Recientemente, se ha aprobado una modificación del Convenio Colectivo del PDI que reconoce a este colectivo el cobro de trienios por antigüedad, una demanda que se lleva haciendo mucho tiempo desde CCOO. Desde la sección sindical señalan: “Si bien aplaudimos este avance, cuya consecución no ha estado exenta de mucho trabajo, la consideramos del todo insuficiente”.

Cabe recordar que, además, hace escasos días hemos asistido a la presentación del Plan de Choque por la Ciencia y a la filtración del Estatuto del Personal Docente e Investigador (PDI) de los Ministerios de Ciencia e Innovación y Universidades, que menciona el problema de la precariedad de estos trabajadores. La figura del PAD, de carácter temporal por un máximo de 5 años, estaba concebida en un principio para la formación del profesorado universitario, pero, como ya se ha apuntado desde CCOO, “la realidad es muy diferente”.

Ante esta situación, CCOO reitera su reclamación a la Universidad de Cantabria del reconocimiento de esta realidad y una solución a los problemas de precariedad entre un colectivo altamente cualificado, y han instado a la UC a tomar medidas de manera urgente con el fin de equiparar el salario de los PAD a la media española, permitir a los PAD el cobro de los quinquenios y sexenios en igualdad con el resto del profesorado, y ofrecer posibilidades de promoción y estabilización a los PAD en cuanto obtienen la acreditación correspondiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.